fbpx

El Gobierno intenta tumbar la Ley de Caza de CyL por dejar la puerta abierta al control del lobo

El Gobierno presentará un recurso contra esta Ley de Caza regional por contemplar la posibilidad de controlar al lobo al haber sido incluido como especie cinegética.

El Gobierno regional presentará este martes un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Caza de Castilla y León por considerar el lobo como especie cinegética. Según han confirmado a Europa Press fuentes del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico y tal y como había adelantado la Cadena Ser en Castilla y León, este recurso será presentado ya que a pesar de que el pasado 1 de octubre la comisión bilateral que reúne al Gobierno y a la Junta inició negociaciones para resolver las discrepancias y se cerraron acuerdos en alguna materia no fue así en lo que respecta al lobo y su consideración.

Y es que la inclusión del lobo en la Lista de Especies Silvestres en Régimen de Protección (Lespre) supone extender la protección de esta especie al norte del río Duero e impedir su caza, lo que ha sido rechazado por la Junta y por organizaciones ganaderas de Castilla y León, y de las comunidades del norte como Asturias, Galicia y Cantabria.

La Junta de Castilla y León defiende la ley

Juan Carlos Suárez-Quiñones, consejero en funciones de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, ha señalado que Castilla y León ya tuvo un recurso de inconstitucionalidad del Defensor del Pueblo y una cuestión de inconstitucionalidad del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León contra la reforma de la Ley de Caza. «Y la respuesta del Constitucional ha sido contundente en dos sentencias», ha agregado el consejero, quien ha apuntado que es lo mismo que el promotor sea el Gobierno o el Defensor del Pueblo en una cuestión de inconstitucionalidad porque el Constitucional ya se pronunció no por la ley actual, sino sobre la reforma de la anterior hace tres años y determinó «que era plenamente constitucional». De igual modo el Supremo señaló que toda la normativa reglamentaria de caza de Castilla y León era correcta y que cumplía los requisitos legales.

«Por tanto, no tenemos ningún problema de que el Gobierno lleve esta nueva ley porque estamos convencidos de que mejora la última ley que reformamos y es totalmente un sistema de caza sostenible y bueno», ha asegurado el consejero en funciones, quien ha agregado que incluso es «imitada» por otras comunidades porque «francamente es una primicia en la relación sostenible de una actividad cinegética como es tan importante la que se desarrolla en Castilla y León».

El consejero en funciones ha recordado que el lobo al sur del Duero nunca ha sido cazable porque por la directiva europea Hábitat del año 1992 no lo permitía, aunque sí era cazable al norte hasta que el Gobierno España, en una decisión «absolutamente arbitraria, en contra de cualquier criterio científico y por mero posicionamiento ideológico radical» ha determinado que no lo sea.

En palabras de Suárez-Quiñones, al norte no se puede cazar porque la vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, «no ha querido que se cace», algo sobre lo que además ha afirmado que «está ocasionando y va a ir ocasionando unos gravísimos perjuicios» a la ganadería extensiva y semiextensiva.

«Por lo tanto, no quepa ninguna duda que cuando el Partido Popular gobierne el Gobierno España, que va a ser en las próximas elecciones generales, una de las primeras normas será la derogación de la prohibición de la caza al norte del río Duero que nos ha producido y está produciendo perjuicios enormes a nuestra ganadería y a la población de nuestro medio rural», ha aseverado.