fbpx

El Gobierno de Ayuso responde a las críticas de VOX sobre la caza y la COVID: «apenas se ha visto afectada»

El Gobierno de Madrid ha respondido a las críticas de VOX sobre su gestión de la caza y la COVID a través de una nota remitida a Jara y Sedal.

Jara y Sedal

El pasado jueves, el grupo parlamentario de VOX en la Comunidad de Madrid se mostró muy crítico con la gestión de la caza realizada durante la crisis del coronavirus por parte del Gobierno de Ayuso. Concretamente, criticaban el hecho de que no hubiese permitido los desplazamientos a comunidades como Castilla y León o Castilla Mancha, tal y como informamos en esta noticia.

Ahora, fuentes de la Consejería de Medio Ambiente han enviado un escrito de respuesta a Jara y Sedal en el que destacan que, «desde el inicio de la pandemia, la Comunidad de Madrid ha adoptado las medidas necesarias para facilitar al máximo la actividad cinegética y controlar así la superpoblación de especies, evitar daños a la agricultura, prevenir enfermedades o accidentes en las carreteras y caminos». «Gracias a las medidas adoptadas por este Gobierno desde el inicio de la pandemia, la caza apenas se ha visto afectada en nuestra región», añaden.

En pleno confinamiento del mes de marzo, «el Ejecutivo regional fue de los primeros en solicitar con urgencia al Ministerio un marco común para controlar las especies que podían ocasionar daños. Ante su negativa para ordenarlo, en abril, la Comunidad declaró comarca de emergencia cinegética a un conjunto de términos municipales facilitando la práctica de la caza y la movilidad, aun durante los peores meses de la pandemia», destacan desde la Consejería de Medio Ambiente.

Un orden de vedas que incluyó zonas de emergencia cinegética

Las fuentes del Gobierno de Díaz Ayuso recuerdan que en el mes de julio se aprobó la Orden anual de vedas de la Comunidad de Madrid «en la que también se incluyeron las zonas de emergencia cinegética y se adoptaron medidas para facilitar el control de jabalí por daños además de incorporar periodos excepcionales para el control de la paloma torcaz y el conejo, y evitar así daños en garbancera y en cultivos leñosos», detallan.

Según aclara el Gobierno regional, desde el inicio de la temporada en octubre, «los cazadores madrileños han podido cazar el 100% de los días. Y la Comunidad de Madrid ha permanecido abierta, garantizado la libertad de movimiento de los madrileños con las excepciones marcadas, por las autoridades sanitarias».

Mientras la mayoría de CCAA cerraron perimetralmente y con carácter general desde el 30 de octubre, «la Comunidad de Madrid no lo hizo», aseguran y añaden: «Mientras en otras regiones, como Castilla La Mancha no se ha permitido entrar al comienzo de temporada».

En este sentido, la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín, ha recordado que «este Gobierno ha mantenido abierta al máximo la Comunidad desde el inicio de la temporada. El 100% de los madrileños han podido y pueden cazar en la Comunidad de Madrid, pero es que han podido salir a otras Comunidades el 70% de los días (47 de 68), porque Madrid ha permanecido abierta salvo las excepciones marcadas por sanidad».

«Defendemos el mundo rural con medidas serias»

Cabe recordar que el Gobierno que preside Díaz Ayuso trabaja al lado de los agricultores y ganaderos, adoptando medidas «sin precedentes como, el Plan Terra, que cuenta con más de 100 millones de euros de presupuesto y 50 medidas para el campo madrileño, algunas dirigidas precisamente a facilitar la caza cuando existe sobrepoblación; o la mayor convocatoria de ayudas de España a las ganaderías de toro bravo». Una actividad que contribuye al cuidado de nuestras dehesas y al mantenimiento de la biodiversidad.

«Defendemos el mundo rural con medidas serias. La caza es un gran valor y el ejecutivo regional va a seguir defendiéndola», ha añadido la consejera, quien además ha señalado que «la actividad cinegética es clave para conservar nuestro medio natural y mantener la biodiversidad, para dinamizar el medio rural, pero también es necesario controlar la superpoblación de especies, evitar daños a la agricultura, prevenir enfermedades o accidentes en carreteras y caminos. Los cazadores de Madrid saben que este Gobierno es el mejor garante del mundo rural y que tomamos decisiones basadas en el rigor y fundamentadas en valores medioambientales», ha finalizado.