fbpx

El Gobierno anuncia el mayor ataque a la caza de la historia con su Ley de Bienestar Animal

Sergio García Torres ha presentado el borrador del texto, que prohíbe la cría de animales a todos los ciudadanos y obliga a esterilizar a los animales de compañía.

Pedro Sánchez y Sergio García Torres. © Shutterstock y Twitter
Pedro Sánchez y Sergio García Torres. © Shutterstock y Twitter

Noticia actualizada el 24 de septiembre a las 08:32 horas

La Dirección General de Derechos de los Animales ha presentado hoy su proyecto de Ley de Bienestar Animal. Curiosamente, lo ha hecho en un acto al que solo ha invitado a las protectoras animales, a pesar de que, de salir adelante, la norma afectaría a sectores mucho más numerosos e importantes a nivel socioeconómico. Tal y como confirma a Jara y Sedal Manuel Gallardo, presidente de la Real Federación Española de Caza, la entidad de representación de los cazadores no ha podido acudir al encuentro porque no se lo han permitido al no ser una entidad de protección animal.

El encuentro ha comenzado a las 17:00 horas, ha sido retransmitido por YouTube y ha servido para poner de manifiesto que el Gobierno pretende utilizar la Dirección General de los Derechos de los Animales para atacar a la caza. Sergio García Torres, director del organismo, ha anunciado que el borrador de la norma se hará público en octubre y ha manifestado que espera que la ley sea aprobada en 2022, para entrar en vigor en 2023. Minutos después, ha pasado a desgranar uno a uno los puntos que quiere imponer la normativa, un compendio de obligaciones ideado para recortar los derechos y libertades de todos los españoles y, especialmente, los de los cazadores. ¿Cuáles son los puntos más destacados?

Los animales de compañía de todos los ciudadanos deberán ser esterilizados

Según ha detallado García Torres, la esterilización de los animales se determinará por reglamento y al menos la mitad de los animales de una vivienda deberán ser esterilizados, con el objetivo de imposibilitar la cría. En el caso de los perros de caza –que han sido los protagonistas de gran parte de las preguntas– es aún más drástico, puesto que ha especificado que «todos los perros o gatos que tengan acceso al exterior deberán ser castrados». Por si quedaba duda alguna, tras la pregunta de una de las animalistas ha puntualizado: «Todos los perros y todos los propietarios tiene que cumplir con toda la normativa, ya sea un perro utilizado para la actividad cinegética o ya sea un perro para que esté tumbado en tu sofá».

Con este aspecto se pretende acabar con el derecho de los dueños de los perros de caza a tener sus propias líneas y a realizar los cruces habituales en la actividad cinegética. Un texto inquisidor que también pretende prohibir o limitar aspectos como la presencia de animales en medios audiovisuales o en eventros públicos, como cabalgatas, romerías, etc. Además, contempla explícitamente la prohibición del tiro a pichón.

Una ley a medida contra las rehalas

En el proyecto de la Ley de Bienestar Animal, el Gobierno también ha aprovechado para cargar contra las rehalas, las cuales son tradicionalmente blanco del odio animalista. Aunque no han dado datos concretos, han anunciado que los núcleos zoológicos –aquellos que tienen más de cinco perros– deberán ajustarse a las normas de un futuro Real Decreto que establecerá una serie de obligaciones sobre las dimensiones de las instalaciones y su equipación, las condiciones en las que se encuentran y «sobre los empleados y la formación de los empleados» que trabajan en ellos.

Durante el encuentro, algunas de las protectoras animales han reconocido que ellas mismas incumplen la ley al disponer de más de cinco animales sin tener dado de alta el núcleo zoológico. García Torres ha anunciado una ley a medida para ellas, aclarando que se creará una nueva figura legal para que se puedan acoger a ella y abandonar su actual ilegalidad.

La prohibición del tiro a pichón es otra de las medidas de la nueva ley, según la diapositiva mostrada en la presentación.
La prohibición del tiro a pichón es otra de las medidas de la nueva ley, según la diapositiva mostrada en la presentación.

Subvenciones directas para las protectoras animales, públicas o privadas

La exposición detallada del contenido de la nueva ley de protección animal no ha dejado nada en el tintero. Teniendo en cuenta que esta normativa afectará no sólo al mundo de la caza sino al sector cárnico y de animales de producción, circos, zoológicos y, en general, a todos los ciudadanos, llama la atención que las protectoras animales hayan sido las únicas invitadas y que no se haya permitido la entrada a periodistas. Para ellas ha anunciado importantes novedades, como subvenciones directas para las protectoras de animales privadas o públicas, o el hecho de considerarlas entidades de utilidad pública para que los particulares que las regentan puedan actuar en nombre de la administración.

Reforma del Código Penal para acabar con la caza y la pesca

Pero la presentación de la Ley ha dejado más titulares. Sergio García Torres ha adelantado que también han redactado un texto para incluirlo en la próxima reforma del código penal en el que pretenden cambiar la consideración de maltrato animal, extendiéndola la actual cobertura –que solo afecta a animales domésticos– a todos los «animales vertebrados». Como ya informamos en 2018, esta propuesta –que es un viejo anhelo de Unidas Podemos– es una forma encubierta de prohibir la caza en España, por la enorme inseguridad jurídica que genera a los ciudadanos que ejercen su derecho a cazar. Además, García Torres ha hecho especial hincapié en la intención de aumentar de 18 a 56 meses de prisión los delitos agravados de maltrato animal.

Tal y como advertía el presidente de la Federación Andaluza de Caza, José María Mancheño, a finales de 2018 en un texto recogido por Jara y Sedal, «todo hecho que en la actualidad suponga una infracción administrativa en materia de caza que conlleve una lesión para la pieza de caza podría encajar en este tipo penal ya que serían acciones que no estarían amparadas por la ley». En la práctica, advertía, la reforma del Código Penal instada por Unidos Podemos implantaría legalmente un sistema legal de persecución del mundo cinegético que, sobre el terreno, «provocaría una limitación enorme de la actividad cinegética y progresivamente la prohibición de usos y costumbres tradicionales en nuestra afición».

Cría de perros prohibida a particulares

En cuanto a la cría de perros, la nueva normativa solo permitirá que la lleven a cabo criadores oficiales que tengan además su núcleo zoológico debidamente registrado. Poder continuar con la línea de perros de caza de tus antepasados pasará ahora a la historia con la nueva ley de protección animal: estará prohibido entre particulares.

Durante la reunión del director de los derechos animales con los representantes de las protectoras de animales, el primero ha solicitado que estas trabajen para que se reduzca el IVA del gasto veterinario del 21 al 10%: «Os pido que apretéis», ha dicho en un coloquial tono impropio de un Director General.

Las principales líneas de la Ley de Bienestar Animal, en vídeo

Este vídeo recoge las diferentes diapositivas que Sergio García Torres ha mostrado durante la presentación de la Ley.