fbpx

Un furtivo trata de escapar de los agentes medioambientales a la carrera, pero lo detienen

Dos jóvenes de 24 y 26 años habían capturado ilegalmente un jabalí en una finca de Sevilla. Cuando los agentes les dieron el alto uno de ellos trató de de escapar, iniciándose una breve persecución campo a través.

furtivos sevilla

Agentes del Área de Medio Ambiente de la Jefatura Provincial de Sevilla de la Unidad de Policía Adscrita a la Comunidad sorprendieron ‘in fraganti’ en la madrugada del pasado 9 de julio a dos jóvenes de 24 y 26 años furtiveando jabalíes. Uno de ellos, en un primer momento, intentó escapar de los agentes y se inició una breve persecución campo a través. Tras ser alcanzado, ambos fueron detenidos, según informa la Junta en una nota de prensa.

Los dos jóvenes iban vestidos con ropa de camuflaje, pasamontañas y portaban una mochila de grandes dimensiones en cuyo interior llevaban los restos de un jabalí despiezado. Además, portaban un rifle con silenciador, visor térmico, linternas, alicates, diversa munición del calibre .308 Winchester, así como otros útiles para practicar el furtivismo.

Dichas detenciones suponen la culminación a un dispositivo desplegado por agentes de esta Unidad de Policía que se inició días atrás a raíz de las informaciones recibidas de que se estaban produciendo incidentes de dicha índole en diversas localidades de la zona oeste de la provincia de Sevilla.

Los detenidos se hallaban en una finca particular en la que carecían del permiso del propietario para entrar. Según comprobaciones de los agentes, se da la circunstancia de que, aunque el jabalí no es una especie en peligro de extinción, su abatimiento fuera de la época de veda está considerada un delito contra la flora y la fauna, según reciente jurisprudencia del Tribunal Supremo.

El Seprona pilla a un furtivo subido a la copa de un árbol en Huelva

La Guardia Civil investiga a dos hombres por los delitos contra la flora y la fauna tras sorprender a uno de ellos subido con su arma a la copa de un árbol en una finca de Almonte no autorizada para la caza. Al otro hombre se le investiga como cooperador necesario tras permitir el acceso a la finca sin consentimiento del titular. Así sucedió todo el pasado mes de junio.