Fotografían a una pata… ¡con 76 patitos!

¿Lo compartes?

Donde va ella, todos la siguen. Los 76. Pero, ¿cómo ha podido suceder? Te contamos qué dicen los expertos y quien fue el afortunado fotógrafo que logró la instantánea. 

26/7/2018 | Redacción JyS

pata con 76 patitos
Decenas de patitos siguen a esta pata en el lago Bemidji (Minnesota) / Brent Cizek

Esta magnífica instantánea tomada por un fotógrafo aficionado en un viaje reciente al lago Bemidji (Minnesota) está dando la vuelta al mundo. En ella se puede ver a una pata seguida por nada menos que ¡76 patitos! «Fue alucinante», dijo el fotógrafo Brent Cizek, en una entrevista después de que la imagen que tomó se volviera viral. «No sabía que un pato podría cuidar a tantas crías». Aunque no es extraño encontrar imágenes en la red donde aparezca una sola pata con 20 o 30 patitos, con más de 70 es casi imposible. Así lo ha reconocido Richard O. Prum, ornitólogo de la Universidad de Yale, quien ha asegurado que se trata de «un avistamiento extraordinario».

Así obtuvo Cizek la instantánea de los patitos

Según ha relatado el propio fotógrafo, a finales de junio se topó con los polluelos cuando se encontraba navegando por el lago en una pequeña barca que compró para poder realizar fotografías al aire libre. Dijo que no esperaba tomar muchas fotos ese día, pero tubo la suerte de ver a la pata y a sus crías. Comenzó a disparar mientras intentaba reconducir su barca, por lo que no pudo prestar atención con detalle a la cantidad de patitos que había. La sorpresa llegó al revisarlas en su casa, cuando descubrió que la pata iba acompañada de más crías de las que él imaginaba. «En aquel momento me pregunté: ¿Cómo puede ser posible esta pata a todos esos patitos?» relató Cizek.

Aquel día estimó que había más de 50 polluelos en el grupo, pero en otro viaje posterior al lago en el mismo mes contó hasta 76. 

Lo que dicen los expertos 

Los expertos dicen que la foto, que ya se ha compartido en multitud de foros de aficionados a la ornitología y aparece incluso en la página web de la Sociedad Nacional Audubon, ofrece un ejemplo extremo de un fenómeno común en la naturaleza.Según la National Audubon Society, las hembras de serreta grande (Mergus merganser) –que es la especie retratada– pueden poner alrededor de una docena de huevos aunque a menudo «tiran» sus huevos en los nidos de otras aves en un esfuerzo por dispersar a sus crías y aumentar las posibilidades de supervivencia.

Aún así, aunque se diera ese caso y mamá pata tuviera otros huevos de aves en su nido, «es imposible que los hubiera podido sacar adelante», dijo el ornitólogo Prum. ¿Qué sucedió entonces? Según los expertos, algunas aves, crían a sus polluelos en un sistema de cuidado diurno como si de una «guardería» se tratase.

«Las hembras dejan sus patitos al cuidado de una a menudo mayor y con más experiencia», dijo David Rave, administrador de vida silvestre del área que supervisa la región de Bemidji. «Las hembras del lago Bemidji, muchas de las cuales están emparentadas, ponen huevos que eclosionan al mismo tiempo», ha argumentado Rave. Después, dijo, «los patos adultos se van a mudar las plumas, dejando a sus crías al cuidado de una hembra matriarcal». Si bien la práctica es común para esta especie, Rave confesó que 76 patitos para una hembra es algo «excepcional». 

Fotografían a una pata… ¡con 76 patitos!
5 (100%) 1 voto

¿Lo compartes?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here