Turismo de armas: esta finca te permite disparar hasta con un tanque

¿Lo compartes?

Una empresa americana ha abierto recientemente un espacio en el que sus visitantes podrán utilizar armas de guerra con fuego real. 

9/10/2017 | Redacción JyS

conducir tanques
Clientes de la empresa disfrutando de la experiencia de conducir un tanque. / Foto: Drive Tanks

La empresa Drive Tanks, situada en la localidad de Uvalde en la región de San Antonio (Texas, EE.UU.) ha desarrollado una idea novedosa que está atrayendo a cientos de personas. Se trata de un parque temático sobre guerra en el que puedes disparar y conducir un tanque.

A diferencia de otras empresas similares, Drive Tanks ofrece la posibilidad de disparar con munición real, por lo que las sensaciones que experimenta todo aquel que visita las instalaciones son auténticas, según cuentan. La empresa posee desde un tanque estadounidense Sherman, de la Segunda Guerra Mundial; hasta un T-34 ruso, fabricado en la década de los cuarenta; pasando por un Leopard, carro de combate de la época de la guerra fría, entre muchos otros.

 

Sherman live fire. Note the projectile leaving the barrel! #shermantank #drivetanks #tank

Una publicación compartida de DriveTanks.com (@drivetanks) el

Estos vehículos podrán ser manejados por todo aquel que visite el parque sin límites de edad por parte de los responsables del recinto, siendo los padres los que determinen este hecho. Tampoco es necesario tener experiencia conduciendo este tipo de vehículos ni ningún otro.

Durante un tiempo de entre 45 minutos y una hora el experto personal del centro enseña el manejo de estas moles a los visitantes e imparte lecciones sobre seguridad antes de que puedan empezar a conducirlos.

 

Chieftain tank crushing at car ay Drivetanks.com #drivetanks #tank #cars

Una publicación compartida de DriveTanks.com (@drivetanks) el

Pero los tanques no son las únicas armas de las que disponen en Drive Tanks: morteros, ametralladoras e incluso lanzallamas componen un arsenal de guerra de lo más variado. Y todo está al alcance del cliente. Las tarifas van desde algo más de 200 euros por disparar una ametralladora hasta más de 6.800 por toda una experiencia completa.

Además, el parque ofrece a los visitantes la observación de animales que viven en semilibertad como jirafas, cebras o canguros; y la práctica de la pesca en los lagos que hay repartidos por todo el rancho. Y si estás interesado en pernoctar, hay barracones del estilo de la Segunda Guerra Mundial para quienes deseen alojarse. 

Turismo de armas: esta finca te permite disparar hasta con un tanque
Valora este artículo

¿Lo compartes?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here