fbpx

Detectado un caso de fiebre Crimea-Congo en Salamanca por la picadura de una garrapata

Esta enfermedad ya mató a un cazador hace dos años en Ávila.

Javier Fernandez-Caballero

Un hombre de mediana edad permanece ingresado en el Hospital Clínico de Salamanca, estable dentro de la gravedad, con fiebre hemorrágica Crimea-Congo tras haberse infectado por la picadura de una garrapata, mientras que nueve personas que tuvieron contacto con esta persona permanecen en observación.

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha explicado este jueves en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno -según recoge Efe- que la picadura se produjo a finales de mayo en una zona de pinares de la provincia de Salamanca, pero fue este miércoles por la tarde cuando el Instituto de Salud Carlos III confirmó la infección.

El afectado sufrió fuertes dolores musculares y fiebre muy alta, los síntomas que presenta esta infección, según la consejera, quien ha añadido que tras conocerse este caso los servicios sanitarios comenzaron a analizar los contactos estrechos de esta persona, lo que ha concluido inicialmente con la identificación de nueve. Estas personas están siendo controladas, especialmente su temperatura corporal, ya que es una de las primeras manifestaciones de la infección.

Es una enfermedad emergente en Europa Occidental

La denominada fiebre hemorrágica de Crimea-Congo es una antropozoonosis derivada del virus nairovirus y está considerada como una enfermedad emergente en Europa Occidental, normalmente transmitida por la picadura de garrapata, pero, una vez infectada una persona, puede propagarse por contacto con la sangre, secreciones u otros líquidos corporales. En 2018 ya mató a un cazador.

Por esta razón, la consejera ha recomendado que, cuando se acuda a espacios naturales en los que pueda encontrarse este insecto, la garrapata, como los pinares, se use manga larga tanto en pantalones como en camisetas, a la vez de usar repelentes.

No obstante, en caso de que se produzca la picadura, la consejera ha recordado que es mejor que la persona afectada se desplace a un centro sanitario, ya que la manera de separar el insecto de la piel es clave a la hora de tratar de evitar el contagio.

El nombre de esta enfermedad proviene de que los primeros casos en humanos fueron reportados por investigadores rusos en la década de los 40 y el virus fue aislado por primera vez en el Congo varios años después, en 1956. 

Garrapatas: cómo evitarlas y qué hacer si te pica a ti o a tu perro de caza

Beben nuestra sangre y la de nuestros perros y de paso transmiten enfermedades, muchas graves y algunas mortales. Ahora han vuelto a la vida. Te contamos cómo evitarlas y también cómo quitarlas.