fbpx

Un cazador fotografía liebres, codornices y perdices muertas tras el paso de una cosechadora de alfalfa

Un cazador ha enviado a Jara y Sedal las imágenes de liebres y codornices muertas tras el paso de un tractor que cosechaba alfalfa, un problema que puede tener una solución.

Liebres, conejos, comadrejas, codornices, perdices… y así decenas y decenas de animales silvestres muertos. Es lo que muestran las fotografías que el colaborador de Jara y Sedal Dámaso Jorreto ha enviado hasta nuestra redacción en las que se ve el resultado que las cuchillas de las segadoras de alfalfa dejan a su paso. Todo ello, con el condicionante de que los animales que logran sobrevivir a ellas, tienen que pasar una segunda criba: las múltiples cigüeñas y águilas que se encuentran tras el tractor esperándolas malheridas.

Las imágenes están tomadas en las cercanías de Villaralbo, en la provincia de Zamora, «pero está pasando en múltiples lugares que tienen alfalfa», explica Jorreto. El tractor lleva una segadora en su parte delantera y otra en la parte trasera. «La parte de la zona delantera siega unos tres metros y, en la parte trasera, lleva otros tres metros; el problema es que el tractor va tan rápido que los animales silvestres no se percatan de su presencia y, cuando quieren hacerlo, ya tienen las cuchillas encima», denuncia el cazador zamorano.

El tractor «lleva el corte a ras del suelo y decapita a los animales, los tritura por completo. Con los peines habituales de antes, el tractor iba más despacio, pero ahora como las cuchillas son delanteras, el animal tiene menos posibilidades de huir», relata Jorreto. «Las cuchillas van tan pegadas al suelo y tan deprisa que a los animales no les da tiempo a marcharse», añade.

Una posible solución: la instalación de cadenas delanteras que los espanten

Más animales hallados por el cazador tras el paso de la cosechadora de alfalfa.
Más animales hallados por el cazador tras el paso de la cosechadora de alfalfa.

Las alfalfas se cortan varias veces al año, y ese es otro problema añadido con el que tienen que lidiar los animales: «Esto tiene una difícil solución, pero instalando cadenas que sobresalgan del apero para que vayan sonando antes de llegar el corte podría hacer algo, ya que las tierras se quedan vacías de animales», sigue criticando Jorreto.

«Es desolador. Quedan desiertas. Alfalfas en las que hoy están cantando ocho o diez codornices, las siegan y las encuentras muertas por todas partes. Además, lo que se libra de estas segadoras –que es poco- tiene que lidiar con las cigüeñas y las águilas que, en cuanto ven el tractor, ponen las antenas para ir a por las malheridas», asegura el cazador.

Gran parte de esas pérdidas podrían evitarse también aplicando los consejos que ofrecemos en este artículo-

Un coto de caza prohíbe cosechar antes de julio durante tres años y este es el sorprendente resultado

Un coto de caza prohíbe cosechar antes de julio durante tres años y este es el sorprendente resultado
Foto: Shutterstock

Un coto de caza menor ubicado en la localidad ciudadrealeña de Campo de Criptana lleva tres años sin cosechar sus campos antes el 1 de julio para favorecer la cría de animales como la perdiz y el resultado es realmente sorprendente. En los vídeos que compartimos a continuación se puede ver cómo la perdiz ha criado en relativa abundancia. Te lo contamos en este enlace.

Deja una respuesta