fbpx

La FAC pide a la Junta que regule el desbroce en el olivar para proteger a la fauna

Solicita a Desarrollo Sostenible que regule los períodos de estas labores para evitar que se realicen durante las épocas de nidificación y cría.

perdiz roja
Perdiz roja. © JDG

La Federación Andaluza de Caza ha solicitado esta mañana formalmente a la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía que regule los períodos de desbroce en el olivar para evitar la pérdida de biodiversidad que está provocando la realización de estas labores durante la época de cría y nidificación de multitud de especies.

A través de un escrito remitido a Desarrollo Sostenible, la FAC solicita que se establezcan unos períodos que permitan el desbroce respetando la época de cría de especies como la Perdiz Roja, así como otras muchas aves esteparias que anidan en el suelo. Todo esto en un año especialmente sensible por la acumulación de hierba en las calles de cultivos de olivar de toda Andalucía debido al alto precio de los fitosanitarios, que ha evitado su uso por parte de muchos agricultores, y a las lluvias de la primavera.

En su permanente defensa de una política agraria que permita conciliar la rentabilidad económica del agricultor con la conservación de la biodiversidad, el organismo federado andaluz no sólo ha solicitado que se regulen los períodos de estas labores, sino que además vuelve a exigir para los agricultores andaluces incentivos económicos que recompensen y beneficien las buenas prácticas agrícolas.

«El declive de multitud de aves esteparias y especies protegidas, y también de la caza menor, no puede frenarse sin garantizar los periodos de nidificación y cría. No pedimos que estas labores se prohíban o limiten, sólo que se acompasen a los períodos biológicos de las especies», señala José María Mancheño, presidente de la Federación Andaluza de Caza, quien añade que «desde la Federación estamos convencidos que los agricultores, que siempre han sido los principales aliados de la caza, entenderán la necesidad de fijar unos criterios mínimos para asegurar nuestro futuro y el suyo».