fbpx

Emotiva carta de despedida de un cazador a su epagneul bretón fallecido

Este cazador gaditano escribe una emotiva carta de despedida a su perro, un bretón de nueve años y medio que ha llegado al final de su vida.

El cazador, con el perro. © R. C.
El cazador, con el perro. © R. C.

El amor que los cazadores sienten por sus perros es difícil de explicar y, cuando éstos faltan, los sentimientos afloran. Es lo que le ha ocurrido al cazador Rafael Cortés, natural de la ciudad gaditana de Algeciras, que ha perdido a su perro Jerry, un bretón de nueve años y medio de edad que ha llegado al final de su vida. Rafael ha querido despedirlo escribiéndole una carta que ha publicado en redes sociales, donde ha encontrado multitud de mensajes de ánimo y cariño en estos duros momentos para él.

Cortés ha explicado a la redacción de Jara y Sedal que la relación que tenía con el bretón, con el que compartía jornadas de caza menor en la provincia de Cádiz: «Siempre hemos estado juntos, y cuando lo pierdes es un momento muy duro que sólo un cazador puede entender», confiesa.

La carta de Rafael Cortés a su perro

Otra imagen del perro. © R. C.

A continuación reproducimos de forma íntegra la misiva que el cazador ha publicado sobre su perro:

Qué vacío has dejado en tu casa… todavía no podemos asimilar que ya no estás a nuestro lado. Entrar a casa y no verte es muy duro. En estos nueve años me has dado la mejor compañía que jamás podré tener y sin esperar nada a cambio. Quiero agradecerte la dedicación que has tenido por ello.

Muchos dicen que sólo es un perro, pero os aseguro que no es sólo eso. Es un vínculo muy fuerte que se crea entre un animal y una persona y una vez que ocurre eso ya no lo ves como tal, sino como uno más de la familia que siempre está pendiente de que no falte de nada y obtenga todo lo bueno que nos podamos ofrecer mutuamente.

Donde quiera que estés, sé feliz y sigue haciendo lo que mejor se te daba, que por mi parte te tendré siempre en mis pensamientos y en todas las jornadas que realice sin ti. Sin duda, en tu casa te echaremos muchísimo de menos.

Un abrazo muy fuerte para el mejor compañero que esta familia jamás podrá tener.