fbpx

Un elanio azul se rompe el ala tras ser anillado por SEO/BirdLife y es rescatado por un cazador

El cetrero llamó al Seprona y al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA), pero no pudieron hacerse cargo del ave, por lo que ha pasado toda la noche cuidándolo.

cazador rescata elanio azul

Una llamada de teléfono a las 19:30 de la tarde de ayer 11 de agosto ponía en alerta a José Sarrión Jiménez, delegado de jueces de cetrería de la Federación Andaluza de Caza (FAC). Sus amigos Ángel y Hugo Fernández, padre e hijo, habían localizado un ave en peligro: un elanio azul (Elanus caeruleus) con un ala fracturada que le impedía volar.

El cazador no dudó un momento en montarse en su vehículo y conducir lo más rápido posible hasta el cortijo de Antequera (Málaga), en el que trabajan sus amigos. «Saben que soy cetrero y que podría ayudar a salvar al animal, por lo que acudí nada más colgar el teléfono», relata a Jara y Sedal.

Llamó al Seprona y al CREA, pero no podían hacerse cargo del ave

«El animal estaba deshidratado, con hambre y con el ala izquierda fracturada. Llevaba una marca alar y una anilla, por lo que inmediatamente llamé al 115 y al CREA», afirma a Jara y Sedal sobre el animal anillado y marcado por SEO/Birdlife del que dio parte al Seprona y al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas de Málaga. Sorprendentemente, nadie se hacía cargo del ave: «Me dijeron que hasta el día siguiente nadie podía hacerse cargo, por lo que lo he estado cuidando toda la noche, hidratándolo y alimentándolo para que no le pasase nada», describe.

Esta mañana José Sarrión ha madrugado más de lo habitual para, antes de acudir a su trabajo, entregar el ave en la comandancia de la Guardia Civil de Antequera. «He dejado el animal allí para que ellos ya lo lleven donde crean conveniente. El elanio se ha hidratado bien, le he dado suero, ha comido y se encontraba mucho mejor. Espero que se recupere», relata a Jara y Sedal esperanzado.

Este cetrero andaluz, al que también le gusta la caza con arco entre otras modalidades, ha querido destacar por último «la labor que hacen los cetreros y cazadores», definiéndola como «fundamental» en este tipo de situaciones, a pesar de que haya quienes a los primeros los hayan tildado de «expoliadores de nidos». Sobre el elanio azul dice que «es un ave que no se emplea en cetrería» y que «no es muy común en esta zona de Andalucía».

El cetrero sostiene con un trapo al animal para no dañarlo. © J. S.

Elanio azul o elanio común

El elanio azul es un ave inconfundible. Se trata de una pequeña rapaz de tonos pálidos y ojos de color rojo coral muy llamativos con una máscara negra característica en su cabeza. La parte superior de su cuerpo es de un tono gris azulado -de ahí su nombre- con manchas negras en los hombros. La cola, corta y cuadrada, le diferencia de los milanos.

En España ocupa la mitad occidental de la Península, con un núcleo principal en Extremadura, desde donde se ha expandido hacia el norte y el sur en los últimos 30 años. En Europa se estiman entre 1.100 y 2.000 parejas, la mayor parte de ellas en España. 

Se incluye en el Libro Rojo de las aves de España (2004) en la categoría de “Casi amenazado” y aparece como “De interés especial” en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.