fbpx

El mundo rural rompe en aplausos con el discurso de esta ganadera a favor de la caza del lobo

Marta García, ganadera de Val del Mazo, ha ofrecido este miércoles un genial discurso defendiendo la caza del lobo frente al ministerio de Teresa Ribera que ha hecho romper en aplausos a los presentes.

Marta García (Ganadería Val De Mazo). ©Ángel Vidal

La Plataforma en Defensa de la Gestión del Lobo Ganader@ Viv@ ha celebrado este 9 de junio, junto a más de 30 asociaciones, una concentración en Madrid el frente al Ministerio de Transición Ecológica y del Reto Demográfico (MITECO), con el objetivo de impedir que se efectúe la inclusión del lobo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPE), una decisión que podría hacerse efectiva antes del 25 de septiembre si la ministra continúa adelante con su proyecto de Orden Ministerial.

En este contexto, Marta García, ganadera de Val del Mazo, ha ofrecido un incendiario discurso frente a Ribera que ha hecho saltar los aplausos de los presentes: «Señora ministra, defenderemos nuestra forma de vida, honraremos la memoria de nuestros ancestros y lucharemos por nuestros derechos y nuestra libertad, la libertad de trabajar», ha comenzado diciendo García.

«Este es sólo el adelanto de lo que le espera, señora Ribera»

Ha tildado al de Transición Ecológica como «un Ministerio que desprecia y ningunea a diez comunidades autónomas que representan a más de la mitad de España que le han suplicado que no blinde el estatus del lobo, pero la ministra no nos escucha, nos desoye, y esto que estamos haciendo hoy aquí es el adelanto de lo que le espera, señora Ribera, si lleva a cabo lo que pretende», ha adelantado la ganadera. «Saldremos a las calles, inundaremos con tractores nuestras ciudades y reivindicaremos nuestro derecho a trabajar», añadía en este sentido.

«Lobos con piel de oveja es lo que tenemos aquí dentro», ha dicho señalando al ministerio. «Aquí están los verdaderos lobos. ¿Cómo es posible que pretendan blindar el estatus legal del lobo si el último censo actualizado que hay es del 2012-2014? Se piensan que las lobas no paren, mientras las crías están a las puertas de nuestras casas, están en nuestros jardines», denunciaba.

El día 4 de febrero es «una fecha para recordar». La ministra y el secretario tomaron «una decisión desde los despachos, lejos de nuestros montes, lejos de nosotros y sin sentarse a hablar de nosotros, intentaron que el lobo fuera una especie intocable, que estaría por encima de nosotros», describía entre los aplausos de los ganaderos García. «Pretenden blindar una especie ya protegida por la Unión Europea, pero hacen caso a sus socios, a sus amigos ecologistas radicales de sofá que no saben nada de nuestros pueblos, de nuestras tradiciones, de nuestra cultura», argumentaba García.

«La convivencia del lobo solamente pasa por un control poblacional que ampara la Unión Europea»

«Señora ministra -le seguía diciendo a Ribera-, asómese a una de esas ventanas y diga a los ganaderos que estamos aquí cuántos lobos hay en España y cuántos puede haber». Los lobos, «¿pueden estar en el Jardín Botánico o en el Retiro?», se preguntaba García. «A nosotros los lobos no nos molestan aquí, sino en nuestros montes. Y la convivencia del lobo solamente pasa por un control poblacional que ampara la Unión Europea bajo nuestros planes de gestión, y usted no puede abandonar de esta manera al medio rural de España», expresaba la ganadera.

«Le venimos a decir que los lobos no son vegetarianos como recogen los libros de texto de la Escuela Pública de Asturias. Le venimos a decir que los lobos no se comen los animales enfermos, sino los terneros, los potros, los corderos de nuestra ganadería. Se comen los animales jóvenes, no los enfermos ni los viejos. Y se están comiendo nuestro trabajo y el pan de nuestros hijos. Y le venimos a decir que el lobo no favorece una vegetación sana: si el lobo se come nuestros animales, nuestros animales no estarán en los montes y éstos serán pasto de las llamas», proseguía su discurso García.

263 explotaciones ganaderas cerradas en la Cordillera cantábrica en el último año por los daños de lobo

Los lobos han cerrado en la Cordillera Cantábrica en el último año, según datos oficiales facilitados por las Administraciones públicas, 263 explotaciones ganaderas por los ataques de lobo, «pero estos ataques corresponden a los animales que se han podido certificar; a las costillas de los ganaderos quedan los animales malheridos, el valor genético, los disgustos y las noches sin dormir», seguía denunciando la ganadera de Val del Mazo.

Y por último -ha proseguido señalando a Ribera- «le decimos que no manipule a la opinión pública: las compensaciones a la renta agraria que recibimos son fruto de una política europea para que toda la población pueda adquirir alimentos a un coste asequible, para que una barra de pan no cueste tres euros. Y producimos los alimentos bajo los estándares más exigentes del mundo para garantizar alimentos de gran calidad a la sociedad española, no a los lobos», lamentaba García.

Marta también ha sido muy crítica con las «asociaciones ecologistas subvencionadas» por el MITECO, a las que ha denominado «teólogos urbanitas del lobo» que quieren «imponer modas de ciudad en pueblos viejos».

Y finalizaba con esta frase: «Señora ministra, déjenos trabajar en paz y en libertad. Y le decimos también desde aquí: no queremos limosnas, no queremos indemnizaciones, queremos a nuestros animales vivos. Desde este ministerio y desde las asociaciones ecologistas pueden decir mil y una vez que el lobo está en peligro de extinción, pero por repetirlo mil veces no se hace verdad», concluía García.