fbpx

Una diputada del PP andaluz acusa de ahorcar galgos a los cazadores

Jara y Sedal

Las redes sociales se incendian contra Esperanza Oña, vicepresidenta del Parlamento andaluz, tras este polémico tuit en el que carga contra todo el colectivo.
9/2/2018 | Redacción JyS

esperanza ona
Tuit de Esperanza Oña que ha encendido la polémica. / Twitter

La vicepresidenta del Parlamento andaluz por el Partido Popolar, Esperanza Oña, publicó el pasado 6 de febrero un polémico tuit en el que aseguraba que: «En 2018 serán maltratados 17.000 perros y 120.000 se abandonarán. Además, miles de galgos serán ahorcados cuando no sean útiles a los cazadores. Estas cifras demuestran tal crueldad, que no debemos ser indiferentes». En el tuit también se citaba al actual presidente del PP andaluz.
Esos datos, como ya demostrase Jara y Sedal, son totalmente falsos e insostenibles. Tanto Seprona como Fundación Affinity los desmienten a través de diversos informes. Por ello, ante estas declaraciones con información procedente del colectivo animalista, totalmente tendenciosa y carente de rigor, las respuestas por parte del mundo de la caza no se han hecho esperar.
Contestación de la Federación Andaluza de Caza. / Twitter

La Federación Andaluza de Caza ha expresado su malestar por estos hechos y ha instado a la parlamentaria a contrastar los datos de los estudios de las entidades antes mencionadas. Además, después de que Oña se escudase en que esas cifras «han sido publicadas en prensa», desde la FAC han contestado: «Le invitamos a que se acerque al mundo del galgo, conozca sus problemas y extraiga sus propias conclusiones». Por otra parte, la RFEC ha comentado que estas declaraciones contra los cazadores son «totalmente incomprensibles» después de que el propio gobierno haya apoyado la caza.
Contestación de la RFEC

Otros comentarios le han recordado a Oña la campaña recientemente iniciada por la asociación juvenil JOCAEX bajo el lema #Terminalatemporada. También ha habido quien ha citado su posición de cargo público afirmando lo siguiente: «”Estimada” señora cobra usted mucho dinero público para dar datos falsos, debería, o bien cambiar de asesores, o ilustrarse más antes de difamar y faltar a la verdad y más siendo un cargo público. La ignorancia es muy atrevida».

En otros tweets donde se pueden ver opiniones similares se puede leer: «Sra. Oña, creo que cualquier persona debería informarse del tema del que habla antes de decir algo incorrecto, aún más cuando es un cargo público. Los cazadores estamos cansados de que se nos acuse injustamente, le pedimos por favor que contraste información antes de publicarla» o «Postverdad en estado puro. Repite mentiras muchas veces y todos lo creerán, que vergüenza Sra.». Otro de los zascas que ha recibido Oña dice lo siguiente: «Señora @esperanzaona lo que usted acaba de twittear es como hacer un ‘copia y pega’ de la primera página que sale en el buscador cuando te mandan un trabajo sobre un tema. Esperaba más ojo crítico de una persona que ha estudiado medicina, pero parece que en política se olvida eso…».
No obstante, a pesar de las críticas recibidas, en el momento de publicar esta noticia Oña aún no ha ofrecido ninguna disculpa ni comentario al respecto.