fbpx

Detenidos cinco individuos por robar en fincas de caza aprovechando la cuarentena

Los detenidos, vecinos de La Carolina (Jaén), aprovecharon el estado de alarma para entrar por la fuerza en fincas de caza y casas de campo en las que robaban trofeos de caza y desmogues.

La Guardia Civil, dentro del marco de la operación ‘Cuernixara’, ha detenido a cinco vecinos de la localidad jiennense de La Carolina como presuntos autores de robos en fincas de caza y casas de campo. Se les imputan los delitos de pertenencia a grupo criminal, cinco delitos de robo y un delito de receptación, según ha explicado la Benemérita en nota de prensa que recoge Europa Press.

La operación se remonta a abril, a consecuencia de dos robos en fincas de la localidad de Villamanrique (Ciudad Real), siendo una de ellas catalogada de interés cultural. Los autores aprovecharon el estado de alarma y su consecuente reducción de movilidad para perpetrar de madrugada los delitos, sustrayendo 35 pares de cuernas, siendo ocho pares de las mismas, medallas valoradas en unos 54.000 euros, así como un vehículo especial 4×4, con el que trasladaron las cuernas y los efectos sustraídos.

Según la Guardia Civil, las primeras medidas de investigación llevadas a cabo por los investigadores, consistieron en la práctica de diversas gestiones para la identificación de los autores, quedando acreditado que estos eran vecinos de La Carolina, con «numerosos antecedentes» de la misma naturaleza, llevándose a cabo distintas detenciones en cuatro fases.

Las primeras pesquisas llevaron a los investigadores a centrarse en una serie de personas, vecinas de La Carolina, las cuales durante el estado de alarma se desplazaban fuera de su localidad de residencia, mayormente por la noche, trasladándose hasta fincas y casas de campo de otras localidades donde accedían al interior usando la fuerza y sustrayendo cuernas de trofeos de caza de todo tipo para posteriormente venderlas. Esta primera fase dio como resultado la aprehensión de numerosas cuernas de ciervo y gamo.

Así se identificaron a los presuntos ladrones

A raíz de las vigilancias realizadas, se identificó y localizó a todas las personas que componían un grupo criminal, especializado en robo de cuernas así como a la persona receptadora, que podría estar comprando las cuernas sustraídas, la cual posteriormente las estaría distribuyendo al mercado chino, para la elaboración de una gran variedad de productos, como los afrodisíacos.

Durante una de las vigilancias llevadas a cabo, los investigados perpetraron varios robos en el barrio de San Julián de la localidad de Marmolejo (Jaén), en el que sustrajeron diversos efectos y aperos agrícolas los cuales pudieron ser recuperados esa misma noche al averiguar los agentes que los tenían escondidos en el campo.

Una vez que se tuvo toda una batería de pruebas e indicios incriminatorias que corroboraron los delitos investigados, así como identificados todos los autores y el ‘modus operandi’, se llevaron a cabo cinco detenciones, así como dos entradas y registros, procediéndose a la aprehensión de 15 pares de cuernas de ciervo, diez pares de cuernas de gamo, tres vehículos, cuatro terminales móviles, herramientas utilizadas para cometer los hechos delictivos y diversos efectos y aperos agrícolas.

Los detenidos «aprovecharon el estado de alarma para trasladarse a otras localidades», concretamente a fincas de caza y casas de campo, a las que accedían empleando la fuerza y sustrayendo principalmente todas las cuernas de los trofeos de caza que encontraban debido a su alto valor económico en el mercado negro, serrándolas incluso de las tablillas de madera en las que estaban colgadas, sustrayendo además todos los objetos que consideraban de valor.

Deja una respuesta