fbpx

FACE alerta de que los datos para prohibir el plomo en municiones no son válidos

La Federación Europea denuncia que la evaluación de riesgos de la ECHA y el RAC se basa en suposiciones y especulaciones con un claro sesgo político a favor de prohibir completamente el plomo.

Cargando un cartucho de plomo. © Shutterstock
Cargando un cartucho de plomo. © Shutterstock
Autor: Edu Pompa
Publicado: 24 de octubre de 2022 / Actualizado el: 2022/10/24 - 14:18

El procedimiento para prohibir el uso del plomo en municiones en el marco REACH vuelve a ponerse en tela de juicio. La Federación Europea para la Caza y la Conservación (FACE), de la que la RFEC es miembro en representación de los cazadores españoles, ha denunciado a través de un informe que los datos utilizados en la evaluación de riesgos para la salud humana de la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas (ECHA), y su Comité de Evaluación de Riesgos (RAC), se basan en meras suposiciones, estimaciones y especulaciones que tan solo pretenden inducir políticamente a la prohibición completa del plomo en la munición.

Este informe se ha presentado en el marco de una nueva consulta específica de tres meses abierta tras la denuncia de FACE ante del Defensor del Pueblo Europeo, donde se solicitaba la reapertura de la consulta pública para que todas las partes interesadas pudieran presentar pruebas relacionadas con la evaluación de riesgos.

En su informe, FACE demuestra que la base científica de esta evaluación de la ECHA es inestable en aspectos muy importantes, ya que en la toma de muestras no se han considerado cuestiones tan fundamentales como las distintas partes consumibles de la carne de caza. En este sentido, la entidad denuncia, entre otros asuntos, que los valores de concentración de plomo en la carne de caza no son representativos, ya que se basan en las zonas donde han sido impactadas por la munición y por lo tanto desechadas para su consumo, no suponiendo un riesgo para la salud.

Estas estimaciones, por tanto, tienen un claro sesgo político con el que se pretende inducir al error y dirigir a los responsables de la Comisión Europea a que tomen la decisión de prohibir el plomo en municiones, a pesar de que los datos de la ECHA contradicen otros trabajos publicados sobre la carne de caza y la salud humana.

Un proceso muy cuestionado

El pasado mes de mayo, el Defensor del Pueblo Europeo reconocía que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) había incurrido en un caso de mala administración, tras impedir que FACE participara en la consulta pública de este procedimiento. La entidad presentó una denuncia ante el organismo europeo tras no poder acceder a los documentos y a los informes que forman parte del expediente de la ECHA para estimar los riesgos de la ingesta de carne de caza con plomo.

A este cuestionamiento del Defensor del Pueblo se suma el serio aviso que dio a la Comisión Europea por extralimitarse de sus funciones al pedir a los estados miembros un voto positivo a su propuesta de modificación del reglamento REACH, en lo referente al uso y tenencia de plomo en humedales. En mayo de 2020, la Real Federación Española de Caza (RFEC) y FACE denunciaron igualmente que esta modificación vulneraba derechos fundamentales y trasladaron a distintos eurodiputados que la CE estaba presionando a los estados para que emitieran su voto positivo a la modificación.

Síguenos en