fbpx

La ausencia de cazadores en África por el COVID-19 ya provoca graves consecuencias para la conservación

El COVID-19 ha provocado una drástica reducción de los viajes de caza a África, por lo que la inversión en conservación de la fauna salvaje se ha reducido.

Según publica el prestigioso medio The Conversation, la conservación de la fauna salvaje no ha escapado al impacto de la pandemia COVID-19. Esto se debe en gran parte al hecho de que la financiación del turismo, que apoya la conservación de amplias zonas de África, se ha visto inmersa en una recesión sin precedentes.

El turismo basado en la vida silvestre de África tiene un valor aproximado de 71.000 millones de dólares anuales. Gran parte de ese dinero financia la gestión de áreas protegidas. Por ejemplo, la protección de un solo rinoceronte blanco de Kenia cuesta alrededor de 10.000 dólares cada año, algo que subsiste gracias a la caza.

Menos dinero de la caza, menos dinero para combatir el furtivismo

Desde el comienzo de la pandemia, se han reducido los fondos para la lucha contra el furtivismo, la vigilancia y la gestión en la mayoría de las reservas africanas. La caza de trofeos es una fuente clave de esta financiación ya que contribuye con unos 200 millones de dólares a las economías de todo el continente anualmente.

La caza de trofeos se lleva a cabo en gran parte del África subsahariana con Sudáfrica, Namibia y Tanzania, ocupando la mayor parte del mercado. El debate sobre su utilidad como fuente de ingresos de conservación adquiere una nueva urgencia a la luz de COVID-19.

La industria se enfrenta a una presión cada vez mayor porque muchos perciben que es grotesca y moralmente reprensible. Las imágenes virales y las historias de Cecil el león (abatido en 2015) han sentado las bases para una serie de recientes llamamientos de ONG y grupos de derechos de los animales para aumentar las prohibiciones a la importación de trofeos de caza. Algunos incluso han pedido prohibicir directamente la caza.

Las graves consecuencias de la prohibición de la caza en África

La caza de trofeos genera aproximadamente US $ 200 millones para la economía turística de África. Alex Braczkowski

En lugares como Zambia y Botswana, estas iniciativas se han traducido en prohibiciones temporales de caza, pero los defensores de estas medidas a menudo no conocen las consecuencias del cambio socioeconómico y del uso de la tierra que ello supone.

Esta investigación, por ejemplo, buscó analizar cómo afectaría una prohibición total de la caza de trofeos a los propietarios de tierras con negocios de caza en Sudáfrica. Descubrió que la mayoría (91%) creía que la viabilidad económica de su tierra y la biodiversidad que habita en ella se perderían tras una prohibición de caza. Los propietarios se moverían para ampliar el ecoturismo en sus tierras o cambiar su uso de la tierra a la ganadería doméstica.

Una prohibición de la caza podría conllevar una pérdida de biodiversidad

The Conversation entrevistó a terratenientes privados en Sudáfrica que realizan operaciones de caza de trofeos en las provincias del Cabo Oriental y Occidental. Eligió estas provincias porque son puntos críticos de biodiversidad de importancia mundial. Algunos de los operadores entrevistados también realizan operaciones de ecoturismo junto con la caza.

Una de las preguntas que le hicieron fue cómo responderían a la prohibición de la caza de trofeos. También les preguntaron sobre el ecoturismo como alternativa a la caza de trofeos.

El ecoturismo se ve comúnmente como una alternativa viable a la caza de trofeos, pero este estudio encontró que solo un tercio de los terratenientes dijeron que ampliarían o adoptarían el ecoturismo ante una prohibición de caza. Los dos tercios restantes creían que tal transición era inviable dadas las limitaciones financieras relacionadas con ingresar y competir en un mercado turístico saturado.

De los terratenientes que no creían que el ecoturismo fuera una alternativa viable, la mitad dijo que volverían a la transición a la ganadería, reducirían parte del personal y eliminarían la fauna salvaje de sus propiedades. La otra mitad sintió que no tendrían una alternativa viable.

Estos resultados tienen una influencia importante tanto en la conservación como en el desarrollo sostenible, ya que muestran que una prohibición de la caza de trofeos podría tener un impacto significativo en los medios de vida de los propietarios y sus empleados.

También existe el peligro de que esta reducción del turismo cinegético pueda causar una disminución en las poblaciones de fauna salvaje. Un informe reciente mostró que las tierras de conservación privadas de Sudáfrica, tanto las áreas protegidas privadas privadas como los ranchos de vida silvestre, cubren aproximadamente el 14% -17% de la superficie del país. Esto es más del doble que las áreas protegidas de propiedad estatal.

El turismo cinegético, más resistente que el turismo fotográfico

La reducción del financiamiento del turismo de safaris fotográficos probablemente impactará en la conservación de especies como esta cigüeña de pico de zapato en Entebbe, Uganda. Alex Braczkowski

Otra fuente de ingresos es el turismo fotográfico. Pero un estudio realizado en Zimbabwe hace 12 años mostró que la caza de trofeos era más resistente que el turismo fotográfico porque los cazadores están más dispuestos a viajar en circunstancias más peligrosas que los turistas fotográficos. 

En busca de un resultado pragmático

Los lobbies que promueven y presionan a los políticos para que se termine con la caza de trofeos (así como el uso y el comercio de fauna salvaje) deben considerar las posibles consecuencias de tales prohibiciones. Si el objetivo final es la caza de trofeos debido a su inaceptabilidad moral, se debe tener en cuenta el impacto sobre la conservación y los medios de vida comunitarios que dependen de la caza.

Si la conservación es realmente un objetivo importante de aquellos que piden el fin de la caza de trofeos, se deben desarrollar fuentes alternativas de ingresos y planes de transición para los propietarios y las comunidades donde la caza es una fuente clave de ingresos. Esto sostendrá el uso de la tierra para la conservación y los medios de vida.

Una forma de lograr un resultado más pragmático para el debate sobre la caza de trofeos es combinar evidencia científica de resultados probables junto con diferentes valores hacia la caza para encontrar soluciones aceptables . Encontrar formas pragmáticas para avanzar que incorporen diferentes valores hacia la caza es fundamental para reconstruir el sector de conservación de África después de COVID-19.

Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation. Lea el original.

Deja una respuesta