fbpx

La confusión en los municipios confinados afecta a las tiendas de caza situadas a las afueras: el caso de Decathlon Salamanca

El Decathlon de Salamanca, situado en un municipio aledaño a la capital confinada, se ha quedado vacío tras el confinamiento perimetral de la ciudad: los cazadores afectados no pueden salir y los de la provincia creen que no pueden entrar.

Edu Pompa

Las primeras semanas de restricciones en los municipios confinados debido al coronavirus han discurrido con muchas dudas y algunos momentos de crispación. El desconcierto ha afectado también a las tiendas de caza, ya que algunos clientes no saben si pueden acudir a las que están en un municipio confinado -o en sus inmediaciones- o no.

Si resides en un municipio confinado sí podrás acercarte a tu armería habitual siempre y cuando esté dentro de este, pero recuerda que el aforo en los locales comerciales se reduce al 50% y la hora de cierre no podrá superar las 22:00 horas. No obstante, una buena opción es optar por la compra online en aquellas que ofrecen este servicio. Si por el contrario resides fuera de un municipio confinado en el que se encuentra tu armería habitual no podrás entrar en este para acudir a ella.

No obstante lo mejor es cerciorarse a qué término municipal pertenece tu tienda ya que hay casos, como el del Decathlon de Salamanca, en el que la tienda a pesar de estar pegada a la capital pertenece a otra localidad. «El Decathlon de Salamanca pertenece a Carbajosa de la Sagrada, que es un municipio aledaños a Salamanca. Los cazadores de la capital charra no pueden venir y los que viven en provincias se piensan que no pueden entrar, pero no es así», explica a Jara y Sedal Raúl Álvarez, responsable de caza de la tienda. «Este problema se repite en otros sitios como León, Burgos, Madrid o Palencia», reconoce Raúl.

El problema de las armerías que se encuentran «en el límite»

En el caso de que tu armería esté a las afueras de un municipio confinado y no sepas si puedes acudir o no, lo mejor es consultar directamente con el establecimiento. «En nuestro caso algunos cazadores de Salamanca no vienen porque dudan si pueden salir o no hasta la situación en la que se encuentra la tienda y otros de fuera tampoco porque temen haberse colado dentro del perímetro confinado», argumenta por último Álvarez sobre la confusión que se ha creado en algunas armerías o tiendas de deporte que están situadas «en el límite».