fbpx

7 cosas que han cambiado en la caza en 2021

2021 ha traído cambios importantes para la caza y los cazadores. Hacemos repaso a los siete más destacados.

Cazador por el campo. © Ángel Vidal
Cazador por el campo. © Ángel Vidal

Nos acercamos al final de año y es momento de hacer balance. Sin duda alguna hemos vivido doce meses marcados aún por la pandemia del coronavirus, pero en los que hemos podido recuperar casi totalmente la normalidad cinegética. Aún así, la caza ha experimentado importantes cambios que dejan un panorama muy diferente al que nos encontramos en enero. A continuación hacemos repaso a los principales cambios que nos ha dejado este 2021 que ya es historia.

1. Primer año sin cazar en parques nacionales

Ciervos. © Shutterstock

La medida no es de este año, se hizo efectiva el 5 de diciembre de 2020, cuando finalizó la Ley 30/2014 de Parques Nacionales, pero 2021 sí ha sido el primer año en el que no se ha cazado absolutamente nada en ningún parque nacional. Esta medida ha supuesto un varapalo económico para estas zonas casi despobladas y ha provocado que el control de la fauna se haya realizado contratando a empresas privadas a las que se paga con dinero público. Además, estos controles se han convertido en matanzas totalmente indiscriminadas que ya han sido llevadas a los juzgados por los cazadores.

2. Prohibición de la caza de la tórtola

Tórtola común. ©Shutterstock
Tórtola común. ©Shutterstock

Y seguían llegando las malas noticias en el sector, en este caso con la prohibición de la caza de una especie cuidada por cientos de cotos en nuestro país: la tórtola. El 1 de abril este medio adelantaba en exclusiva que la prohibición de la caza de la tórtola llegaría a toda España durante la temporada de media veda de 2022. Y así fue. Se blindó a esta especie a pesar de que está demostrado que esta no era la mejor solución para el crecimiento de su población. La Comisión europea remitió una carta al Gobierno de España en la que reconocía que la decisión sobre la prohibición de la caza correspondía exclusivamente a los estados miembros pero que en base al dictamen científico lo más conveniente era que cada Gobierno instase a las comunidades autónomas a implantar la moratoria. Y lo hizo, dejando sin abatir la especie a los millones de cazadores españoles.

3. Prohibición de la caza del lobo

lobos montería Ávila
Dos lobos en una foto de archivo. © Shutterstok

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, lo había anunciado en múltiples ocasiones y lo llevó a efecto el pasado mes de septiembre: la caza del lobo quedaba prohibida en nuestro país tras una polémica votación en la que el Gobierno impuso su criterio con formas más que cuestionables. Una decisión confrontada con las protestas de los ganaderos y de los habitantes del medio rural, que entienden fundamental seguir controlando la población del lobo en nuestro país para poder convivir con la especie. Esas protestas aún siguen en marcha y serán noticia también el próximo año.

4. La nueva Ley de Caza de Castilla y León

cazador conejos
Un cazador sostiene varios conejos durante una jornada de caza. © Ángel Vidal

El pasado 23 de junio, las Cortes de Castilla y León, con el respaldo de todos los grupos y la abstención de los dos procuradores de Podemos, aprobaron una nueva Ley de Caza que días más tarde fue publicada en el Bocyl, entrando en vigor el 8 de agosto. Entre otras, la ley incluía novedades como el ordenado aprovechamiento de los recursos cinegéticos y el control de especies que se encuentran en situación de excesiva densidad poblacional; en este aspecto, los cazadores deberían rellenar incluso una lista con las especies abatidas cada jornada cinegética para llevar el control de éstas. Además, establece como infracción grave la perturbación de las cacerías o la entrada en la zona señalizada de montería por terceras personas.

5. La perdiz roja y la codorniz, declaradas «casi amenazadas» en la Lista Roja Europea de las Aves

Codorniz y perdiz roja. ©Shutterstock

Y si en la primavera fue la tórtola, en el otoño de 2021 las especies cuya caza comenzó a estar amenazada fueron la codorniz y la perdiz. En el mes de octubre se hizo pública la Lista Roja Europea de las Aves 2021, a través de la cual se evalúan los riesgos de extinción de las 544 especies de aves que habitan en Europa. En ella, los ecologistas lograron aumentar el grado de preocupación de dos especies que son clave para la caza menor en España: la perdiz roja y la codorniz.

6. Visión térmica y nocturna autorizada en la Comunidad Valenciana

Comunidad Valenciana autoriza visión térmica
Un jabalí detectado a través de un aparato de visión térmica. © JyS

La población de jabalí va en grave aumento en muchas zonas de nuestro país, y una comunidad autónoma que ya ha tomado riendas en el asunto de forma más severa ha sido la Comunidad Valenciana. El pasado mes de noviembre, autorizaba el uso de visores térmicos y nocturnos, así como atrayentes, para el control de jabalíes en espera. Eso sí, será en zonas declaradas con sobreabundancia de jabalíes incluidas en la correspondiente resolución del plan técnico de ordenación cinegética o contar con una autorización expresa.

7. Un anteproyecto de Ley de Derechos Animales que ha puesto en pie de guerra al mundo rural

Sin duda, junto a la prohibición de la caza del lobo o de la tórtola, es un asunto que ha centrado las conversaciones de los cazadores en los cuatro últimos meses del año: el anteproyecto de Ley de Derechos Animales puesto en marcha por el Gobierno. Aunque no se ha hecho efectivo y sólo se ha presentado un borrador, algo ha cambiado en el mundo cinegético tras su anuncio. Los cazadores se han puesto en pie de guerra y han convocado diferentes movilizaciones al tiempo que han unido sus voces a las del resto de sectores que componen el mundo rural y que igualmente están amenazados por esta ley animalista que atenta contra su libertad y la de sus mascotas.

Entre otros aspectos polémicos, pretende que todos los perros de caza sean castrados, quiere obligar a hacer un curso de formación para tener a un perro, que la cría de perros quedaría prohibida a particulares o que matar a un animal puede ser considerado como una infracción muy grave con multa de hasta 600.000 euros. Este anteproyecto también recoge la prohibición específica del silvestrismo.