fbpx

Las denuncias de los cazadores por el ahogamiento de corzos llegan a Espejo Público

El problema del ahogamiento de corzos en el trasvase Tajo-Segura a la altura de la localidad de El Picazo ya copa programas como Espejo Público de Antena 3.

corzos Picazo Espejo Público
Miguel Huerta y Susana Griso. © M. H. y Antena3

La alarmante situación que atraviesan los corzos del coto de El Picazo, en la provincia de Cuenca, ha saltado al programa Espejo Público, de Antena 3, en la mañana de este lunes, 2 de mayo. Desde el pasado 14 de abril hasta hoy, los miembros de esta sociedad han salvado a 14 ejemplares de morir ahogados en el trasvase Tajo-Segura, que atraviesa sus terrenos, y no han podido socorrer a otros cuatro que han perecido en el mismo lugar.

«Tanto desde la sociedad como desde la Federación de Caza de Castilla-La Mancha y la Fundación Artemisan hemos puesto en marcha varias iniciativas para solucionar este problema», explicaba Miguel Huerta, presidente de la sociedad, en el citado programa. «Al principio caían pocos, pero cada año se iba agravando el problema. Intentan salir, pero se raspan las patas con el hormigón hasta hacerse heridas y romperse las patas delanteras. La mayoría son hembras y están a punto de parir, por lo que se agrava el problema», exponía el cazador.

«Si salen con heridas pero no tienen las patas rotas, los curamos y los ponemos en libertad. La solución sería vallarlo, o hacer rampas que vayan a favor de corriente para que el animal pueda utilizarlas como vía de escape, o poner algún material rugoso en los taludes, para que el animal pueda hacer pie e impulsarse con eficacia para poder salir», detalla Huerta.

Desde el 14 de abril, llevan 17 corzos rescatados: «Es necesario vallar la totalidad del trasvase o aportar una solución» como hacerle salidas», exponía el cazador. «Llevamos sin cazar un corzo más de dos o tres años, porque sabemos el problema que existe», explicaba el presidente del coto en el programa.

Recordamos que el asunto se encuentra en un proceso legal tras la denuncia a la Confederación Hidrográfica del Tajo por parte del coto del pueblo, la Fundación Artemisan y la Federación regional efectuada el pasado mes de octubre para poner fin a esta situación.