Sin testículos y con una «peluca» enorme: un impactante corzo de Guadalajara

Comparte con tus amigos










Enviar

Raúl García padre e hijo abatieron en Guadalajara uno de los corzos «peluca» más impactantes de la pasada temporada. Fue al anochecer y tras una larga jornada cinegética. El protagonista cuenta a Jara y Sedal cómo lo consiguió.

22/3/2019 | Redacción JyS

corzo
El atípico animal después de ser cazado. / R.G.

Los protagonistas de la siguiente historia son Raúl García, su padre y uno de los corzos «peluca» más impactantes de la pasada temporada. El animal fue abatido en la provincia de Guadalajara al anochecer y el cazador ha narrado ahora para Jara y Sedal cómo logró hacerse con el corzo que sin duda es uno de los más curiosos de la pasada temporada corcera.

corzo
El animal presentaba testículos sin desarrollar. / R.G.

Estos atípicos corzos, cuya cuerna permanece durante todo el año cubierta de borra, son fruto de algún desarreglo hormonal en ocasiones por atrofia testicular, como es el caso. Debido a su extrañeza son muy valorados por los aficionados a la caza del Capreolus.

Raúl García compartía aquella jornada cinegética junto a su padre: «Habíamos estado toda la tarde de rececho y sobre las 21:30 horas, ya anocheciendo, vimos a esta pieza única», relata. «Íbamos llegando al coche y en un testero, a 272 metros de distancia, vio mi padre un corzo correr hacia el monte, justo en un lugar muy cerrado», sigue explicando el joven.

Inmediatamente se pusieron en alerta, Raúl García preparó su munición .257 Weatherby Magnum y se dispuso para la acción. «Se veía ya poco e íbamos andando; solamente se podía ver al animal en un huequecito que quedaba en mitad de un testero de monte y ahí fue donde, de un disparo, pude alcanzarlo», explica García.

corzo
El cráneo del corzo en la vitrina donde lo conservan. / R.G.

Fue después de una jornada en la que «no habíamos hecho nada. Fue una casualidad, porque lo vimos corriendo y no se veía nada. Cuando el corzo subió arriba hacia el claro, mi padre me dijo que le disparase ya y así lo hice. No sabíamos ni mucho menos cómo de grande iba a ser… y fíjate qué sorpresa», admite el joven.

Aunque su padre tiene «una buena colección de corzos después de llevar 25 años cazando», nunca había visto ningún «peluca» así de grande: nada menos que 850 gramos de trofeo. 

Otros impactantes corzos peluca

corzo
Corzo peluca cazado en Salamanca. / Foto: Carlos Blanco

En los últimos meses, Jara y Sedal también ha publicado fotografías de impactantes corzos peluca con historias tras ellos, como el que abatió el abulense Carlos Blanco. El singular animal llevaba más de cuatro kilos de trofeo sobre su cabeza. Las fotos de su cuerna fueron espectaculares.

Por último, te dejamos las fotografías de 10 corzos extraordinarios que a cualquiera de nosotros nos hubiera gustado cazar durante la pasada temporada.

Sin testículos y con una «peluca» enorme: un impactante corzo de Guadalajara
4.1 (81.54%) 13 votos
Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here