fbpx

Caza un magnífico corzo de once puntas en Orense

Ledo Quintela abatió hace unos días en Santa Águeda Barbantiño (Galicia) el que probablemente será uno de los corzos de su vida. A continuación te contamos cómo lo consiguió. 
4/5/2019 | Redacción JyS 

corzo
Ledo Quintela con el corzo abatido este miércoles. / S.R.

El cazador gallego Francisco José Ledo Quintela obtuvo una de las capturas más curiosas de su dilatada experiencia en el mundo cinegético en pasado 1 de abril: un corzo de 11 puntas que en pocas horas se volvió viral entre los cazadores a través de las redes sociales.
Jara y Sedal se ha puesto en contacto con su entorno y sus compañeros de rececho, que han narrado cómo fue el lance y el esperado momento de abatir al cérvido después de una larga mañana tras él. «Es un corcero empedernido», describen sus amigos a Francisco José. Concretamente Senen Ramos –con el que ya hemos hablado en otras ocasiones– fue quien lo introdujo en el mundo de la caza mayor. «Además de ser un gran tirador, es muy buen compañero», dice sobre él.
corzo
El corzo tiene 11 puntas. / S.R.

Ledo Quintela tiene 53 años y practica la caza mayor con varias cuadrillas en Galicia. La captura de este corzo tuvo lugar en Santa Águeda Barbantiño, tecor limítrofe con Orense que comprende cuatro términos municipales y 20.000 hectáreas. El día que abatío este curioso ejemplar acudía con otro compañero.
corzo
Otra imagen del corzo. / S.R.

«Estaban carrileando cuando vieron varios corzos a lo lejos, en un prado en medio del monte», relata Ramos. Se bajaron entonces del coche y decidieron hacer una entrada pero el animal «se movió un poco mosqueado». Ante el peligro de que se marchase, se precipitaron con el primero de los disparos. Y fallaron. A partir de ahí comenzó una frenética persecución porque el corzo se marchaba. Pero pudieron aprovechar que se metió en otro prado para disparar de nuevo y abatirlo con el rifle –calibre 7mm Rem Mag– con el que Ledo habitualmente caza los corzos. Aunque Francisco es un veterano cazador de corzos, no contaba en su colección de trofeos con un animal tan peculiar como el que cazó anteayer y probablemente no olvide ese rececho en mucho tiempo. 

Otros corzos protagonistas en Jara y Sedal

corzo
Fernández incluso estuvo fotografiando al animal en temporadas anteriores sin decidirse a abatirlo. / R.F.

Este medio ha mostrado diferentes corzos abatidos durante el primer mes de la temporada de caza de este cérvido, de entre los cuales destacan dos de 11 y 8 puntas abatidos por Gonzalo García-Germán en Castilla y León. Diego García también se hizo con un corzo que portaba una extraña punta en el centro de su cuerna. El rececho tuvo lugar en las cercanías de la localidad soriana de Almazán, después de tres días detrás de él.
Por su parte, el cazador José Pérez abatió a rececho un curioso corzo con nueve puntas en una finca en Aragón. Tuvo que emplear todo un día detrás de sus pasos desde las 8 de la mañana que lo avistó por primera vez.
El inicio de la temporada corcera para Rafael Fernández también ha sido intenso: ha abatido un corzo de siete puntas y otro con una luchadera hacia dentro en dos jornadas diferentes a principios de este mes de abril.

Deja una respuesta