El ‘youtuber’ onubense José M Fish, que posee un exitoso canal en esta red social dedicado a la pesca, publicó hace unos días un vídeo en el que expone diferentes trucos para dar con los peces en invierno en agua salada. A continuación compendiamos algunos de ellos.

Paseantes en el inicio de la jornada

Hay que tener en cuenta que el invierno trae consigo una pequeña brisa del norte -especialmente en el sur del país- que deja el agua plana, por lo que a primera hora recomienda utilizar paseantes de 100 a 130 gramos. «Al estar las aguas tan calmadas, el pescado, a un mínimo chapoteo, acude», señala. Y recomienda colores blancos, o amarillo y blanco también: «Sobre todo, colores llamativos, que son realmente eficaces», explica.

Paseantes más ligeros en zonas de mayor refugio del ruido

También, si nos queremos refugiar en una zona del viento, o en lugares de hierba -especialmente en el norte- el pescador utilizaría paseantes a primera hora del día, «sobre todo de los que no hacen nada de ruido y son totalmente silenciosos», explica. Y deben ser más ligeros, de hasta 90 gramos.

Jerkbaits o vinilos si pescamos desde espigones o zonas de rompiente alto

Si pescamos desde espigones o zonas de rompiente alto, recomienda utilizar o jerkbaits o vinilos: «Si utilizamos jerkbaits -señuelos duros- debe profundizar un metro aproximadamente», explica. Aconseja que sean de aproximadamente 100 gramos y también de color claro, ya que estas zonas de agua están muy oscuras.

Los vinilos deben ser grandes para pescar lubinas

Los vinilos deben ser grandes, de 100 a 120 gramos para la lubina, que lo suele coger por la cabeza: «Deben llamarle la atención», explica el pescador onubense.