fbpx

El confinamiento le impide cazar y comienza a dibujar las maravillas de la caza: conejo, perdiz, jabalí...

El artista pintando una de sus obras. © N.V

Se llama Nuno Ventura, es cazador, vive en Torres Vedras (ciudad en el distrito de Lisboa, en Portugal) y sus dibujos sobre especies cinegéticas causan asombro en entre los cazadores. Perdiz, conejo, zorzal, jabalí, faisán… nada se resiste a la hábil mano de este artista. Jara y Sedal se ha acercado a la figura de este artista luso que ha sido tatuador profesional durante 15 años y que ha hecho de este arte su forma de vida.

«Mi amor por el dibujo y la caza nacieron conmigo», comienza relatando Ventura. «Nací en una familia de cazadores, ya que mi padre, mis hermanos, mis tíos y mis abuelos lo eran», prosigue el artista, que explica que a los seis años ya iba de caza con su progenitor.

Le fascina «todo tipo de caza», pero en especial la de la perdiz y la «espera de los rápidos y astutos zorzales». En cuanto a la caza mayor, le «fascinan» las esperas de jabalí y las monterías.

Conejo y perdiz pintados por Nuno.
Conejo y perdiz pintados por Nuno.

Perdiz, conejo, zorzal, jabalí… al carboncillo

Actualmente en Portugal las restricciones para la caza son muy duras para evitar los contagios de COVID, por lo que cuando Ventura se vio obligado a estar encerrado en su casa por el confinamiento decidió llevarla al papel: «Tomé lo que amo y sé hacer y comencé a diseñar una colección de pinturas en la que estarán representadas todas las especies cinegéticas que existen en Portugal», explica.

La técnica que utiliza es la del carboncillo sobre papel de seda, con el arduo trabajo de borrado y sombras que ello conlleva. «Empecé a llevar al papel el realismo de personas de mi familia, luego aparecieron clientes pidiendo su propio retrato. En este momento me dedico al 100% a los dibujos de animales cinegéticos, trayendo así ese olor a naturaleza y a pólvora que tengo en mis recuerdos, de todos esos hermosos viajes vividos con gran emoción junto a mi padre, que ya falleció», recuerda con nostalgia este cazador y artista.

Puedes ver toda su obra a través de su perfil de Instagram.

Jabalí pintado por Nuno.
Jabalí pintado por Nuno.

Las miniaturas de perros de caza de este artista cazador (también portugués) parecen estar a punto de ladrar

Francisco Charneca con algunas de sus miniaturas de perros de caza. / F.C.
Francisco Charneca con algunas de sus obras. / F.C.

Francisco Charneca es un escultor y pintor portugués cuyos avatares de la vida le han hecho tener una estrecha relación con el mundo cinegético. Tanto es así que ha decidido entregar su vida pintar y esculpir casi exclusivamente obras relacionadas con la caza. Jara y Sedal ha hablado también con él y se ha acercado a la apasionante vida de un artista autodidacta que ya con pocos años de vida cazaba en tierras africanas y cuyas obras son reflejo de la pasión cinegética que siente. Este es el reportaje.