fbpx

Condenado a pagar casi 4.000 euros por furtivear corzos con galgos

El hombre tendrá que pagar 3.087 euros de indemnización y 720 euros de multa por un delito contra la protección de la fauna tras abatir un corzo con galgos en un coto privado de Villamuriel de Cerrato, en Palencia.

Varias imágenes de un caso similar.

Un hombre de 47 años de edad ha sido condenado por el Juzgado de lo Penal de Palencia a 720 euros de multa y una indemnización de 3.087 euros por un delito contra la protección de la fauna tras abatir un corzo con galgos en un coto privado de la localidad de Villamuriel de Cerrato.  

Según recoge El Norte de Castilla, el 28 de agosto de 2020, en el paraje ‘El Jaramillo’, el hombre «se dedicaba de manera concertada con otras personas sin identificar y siendo conscientes de lo prohibido de su actividad, a la caza de corzo utilizando perros galgos adiestrados para dicha función», exponía el Ministerio Público en su escrito de acusación -que recoge el citado medio-, en el que agregaba que «no se pudo identificar al resto de cazadores que participaban en la cacería ese día».

«El acusado llevó a cabo dicha actividad careciendo de licencia de caza y de autorización para cazar del titular o propietario del coto de caza», explicaba la Fiscalía -según sigue recogiendo El Norte-, que incidía en su escrito en que «una vez llevada a cabo dicha actividad, el acusado cogió un corzo que había sido previamente cazado por los perros y lo arrastró hasta una furgoneta de su titularidad».

Precisamente en julio de 2020, semanas antes del caso de Villamuriel, este medio publicó un vídeo en el que se ve cómo un vehículo avanza a toda velocidad tras un grupo de tres galgos que persiguen a un corzo en una carrera frenética. Durante la persecución se escucha cómo gritan dando ánimos a los canes para que den caza al pequeño cérvido, algo que consiguen después de casi dos minutos de carrera.