fbpx

Las comunidades con presencia de lobo plantan cara al Gobierno y se niegan a detener su control

Las principales comunidades con presencia de lobo se niegan a prohibir su caza y anuncian una dura lucha contra el Gobierno.

Alfonso Fernández Mañueco, presidente de la Junta de Castilla y León.

El pasado juees se reunió la comisión estatal de patrimonio natural, que reúne a los directores generales de las comunidades autónomas, y acordó por un estrecho margen incorporar al lobo en el listado de especies de protección especial. Esto significa que el Gobierno prohibirá la caza del lobo en los próximos meses.

Según ha podido saber Jara y Sedal, en la votación, las comunidades que se posicionaron a favor de la prohibición de la caza del lobo fueron Cataluña, Aragón, La Rioja, Extremadura, Castilla-La Mancha, Canarias, Baleares, Melilla y el Ministerio de Transición Ecológica, curiosamente las Comunidades que o no tienen lobo o su población es insignificante. En contra votaron Galicia, Asturias, Cantabria, Castilla y León, País Vasco, Andalucía y la Comunidad de Madrid, comunidades que reúnen el 98% de la población del cánido.

Las cuatro comunidades afectadas por la prohibición -Cantabria, Galicia, Castilla y León y Asturias- concentran el 98% de la población de esta especie.

La Xunta estudia presentar un recurso contra el acuerdo

En primer lugar, la Xunta de Galicia estudia presentar un recurso contra el acuerdo para prohibir la caza del lobo. La Consellería lamenta que la prohibición de la caza de esta especie se haya tomado sin consenso y critica que haya sido el voto de calidad del ministerio el que deshizo el empate en la Comisión Natural de Patrimonio.

Otra de las quejas de Medio Ambiente es que esta es la primera vez en la historia que se presenta en la comisión una propuesta de inclusión en el Lespre sin haberla consensuado antes, especialmente, con aquellas comunidades que albergan la mayoría de las poblaciones de esta especie, según publica La Voz de Galicia.

Castilla y León critica una propuesta «ideológica»

Por su parte, el consejero de Fomento y Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha criticado duramente lo que considera una propuesta «ideológica» y ha anunciado una «batalla importante» en la que participarán Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria, comunidades afectadas.

Suárez-Quiñones hizo esta declaración en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno y mientras la propuesta se debatía en el Consejo Estatal de Patrimonio Natural y Biodiversidad a este respecto.

Cantabria seguirá controlando al lobo porque es una «amenaza» para los ganaderos

El consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de Cantabria, Guillermo Blanco (PRC), ha afirmado este viernes que el Gobierno de la región va a seguir controlando la especie del lobo porque supone una «amenaza» para la Comunidad y los ganaderos, a quienes va a defender «con uñas y dientes».

«Pase lo que pase, vamos a seguir controlando una especie como es el lobo», ha asegurado Blanco, que ha defendido que la especie que está «en especial peligro de extinción es el ganadero», y ha sostenido que mientras esté de consejero «no va a dejar» que los lobos invadan las zonas donde viven los ganaderos de tal forma que tengan que abandonar sus casas.

Asturias también clama contra la decisión

«La posición del Gobierno de Asturias ha sido clara, nítida y rotunda en defensa de la ganadería, defendemos el plan de gestión del lobo», expuso esta mañana el presidente del Principado de Asturias, Adrián Barbón, quien no ocultó su malestar con la iniciativa ministerial.

«Nuestro plan de gestión del lobo es la defensa que vamos a hacer y de ella no nos vamos a mover», dijo en palabras que recoge El Comercio. En el caso de que el Gobierno central siga adelante con su propuesta, «nosotros defenderemos la nuestra con todos nuestros recursos», insistió Barbón, a la vez que defendió la gestión del consejero de Medio Rural, «los ganaderos y ganaderas asturianas saben que tienen la seguridad teniendo como consejero a una persona como Alejandro Calvo».