fbpx

¿Por qué la Comisión Europea ataca a la caza si ayuda a conservar especies? El caso del lince letón

Al igual que ha sucedido con el lobo en España hasta la prohibición de su caza, la gestión del lince en Lituania ha dado resultados exitosos durante décadas. Ahora, Bruselas ha prohibido el aprovechamiento cinegético de esta especie en el país, poniendo en peligro un exitoso sistema de gestión que hace solo unos años era señalado como ejemplo de buen hacer por ella misma.

Lince europeo.
Lince europeo. ©Shutterstock

La Comisión Europea (CE) ha abierto un procedimiento formal de infracción contra Letonia relacionado con su gestión exitosa del lince euroasiático (Lynx lynx), lo que ha generado una gran sorpresa a todas las partes implicadas en su conservación. Según Bruselas, una especie estrictamente protegida no puede estar en la misma categoría que una especie cinegética y, por lo tanto, pide a Letonia que cambie sus leyes nacionales.

Se da la circunstancia de que la población de linces letones se ha mantenido saludable y en un «estado de conservación favorable» precisamente gracias un plan de acción nacional aprobado por el propio estado. Ese proyecto no solo ha sido importante para Letonia, sino también para la conservación de la población de linces bálticos en general. El plan de conservación letón contempla recomendaciones importantes y una regulación muy estricta de la caza, que puede reducirse inmediatamente si es necesario. Este plan ha tenido un gran éxito, e incluso fue recomendado por la propia CE como un ejemplo de «buenas prácticas» en su anterior Guía de orientación sobre protección estricta de especies amenazadas, como se puede ver a continuación.

Tabla 1: Si bien en 2007 el plan de gestión del lince letón se utilizó como ejemplo de mejores prácticas en la guía de la CE sobre protección estricta (izquierda), ahora se encuentra en el centro de un procedimiento de infracción (derecha).

Letonia es obligada a cambiar su exitosa política nacional

Debido a la presión de la Comisión Europea, en diciembre de 2021 el gobierno de Letonia no emitió ningún permiso de caza para resolver el asunto formal planteado por Bruselas. Recientemente, se vio obligado a eliminar al lince del listado cinegético y lo colocó bajo las regulaciones de especies estrictamente protegidas. Como consecuencia, las partes implicadas en la conservación del lince en Letonia están ahora muy preocupadas por el futuro de sus poblaciones. Antes, la especie era muy valorada por los cazadores, activos en el seguimiento y reducción de conflictos.

Llamamient para que la UE flexibilice sus políticas sobre los grandes carnívoros

La Comunidad Europea está adoptando un enfoque más estricto para la gestión de los grandes carnívoros en Europa. Esto ha despertado una gran preocupación por parte de las principales partes interesadas del mundo rural en Europa, argumentando que, a largo plazo, esta ni es de interés para las personas ni para la conservación de estas especies en Europa. 

El enfoque de Bruselas para Letonia también va en contra de las solicitudes anteriores de los estados miembros, que han pedido más flexibilidad en la implementación de la Directiva de Hábitats: «Sin poner en peligro los objetivos y requisitos de conservación establecidos en las Directivas de la Naturaleza, reconoce que la flexibilidad de los enfoques de implementación que tener en cuenta las circunstancias nacionales específicas contribuye a la reducción y progresiva eliminación de conflictos y problemas innecesarios entre la protección de la naturaleza y las actividades socioeconómicas, así como para abordar los desafíos prácticos derivados de la aplicación de los anexos de las Directivas (punto 6)».

¿Estancamiento para el lince?

«Estamos en un punto muerto y, lamentablemente, el único perdedor será el lince letón», ha dicho el presidente de FACE, Torbjörn Larsson, quien ha mostrado su decepción con Bruselas: «Es frustrante ver cómo la Comisión Europea está pidiendo a Letonia que cambie su exitoso plan de gestión, que cuenta con el apoyo activo de las partes interesadas del mundo rural y ofrece resultados de conservación en un momento en que Europa está fracasando miserablemente en la conservación de la biodiversidad».

Linda Dombrovska, de la Asociación de Cazadores de Letonia, ha planteado grandes preocupaciones en nombre de la comunidad de cazadores: «Durante muchos años, nuestro plan de acción para el lince aumentó con éxito las poblaciones del felino y aseguró una alta aceptación del mismo, sin ningún tipo de conflicto. A través de esfuerzos regulares de monitoreo y contribuciones financieras de los cazadores, el lince ha sido el mamífero más investigado en Letonia. Ahora, con una decisión injustificada todo eso ha sido eliminado. Disminuirá la aceptación y aumentará el número de conflictos, lo que es una mala noticia para el lince».

El aumento del número de linces en Letonia con pocos conflictos demuestra que su plan de gestión fue uno de los sistemas de gestión de grandes carnívoros más exitosos de Europa. Demuestra claramente que un enfoque apoyado por las partes clave interesadas (incluida cierta regulación de la caza) respalda los objetivos de conservación. Por lo tanto, FACE hace un llamamiento a los responsables políticos de Bruselas y Letonia para garantizar que la conservación exitosa del lince prevalezca y no falle en la burocracia, por el futuro del propio lince.

Estado del lince en Letonia

Con alrededor de 1600 individuos, el estado de la población de lince en Letonia es actualmente el más favorable de los últimos 100 años (ver figura 1). Muestra tendencias y rango de población crecientes, mientras que su hábitat, perspectivas futuras y estado general de conservación son favorables. Cuando existía una caza legal y bien regulada, los conflictos entre el lince y los actores rurales, como agricultores y cazadores, eran bajos. Al mismo tiempo, la aceptación social del lince fue alta y el plan de acción que permitió la caza fue aprobado por la mayoría de la comunidad de cazadores y no cazadores.


Figura 1: Desarrollo de la población de lince en Letonia, incluida la tasa de captura (fuente: Plan de acción para la conservación y gestión del lince euroasiático (Lynx lynx))

Cuando la protección estricta de las especies sale mal

Hay muchos ejemplos en Europa donde la protección estricta de las especies ha tenido efectos inesperados o incluso adversos. Por ejemplo, en Croacia, antes de que se iniciara la protección estricta del lince en 1998, la tasa de muertes ilegales representaba el 5 %. De 1999 a 2013, el furtivismo aumentó hasta convertirse en un factor que suponía el 60% de la mortalidad del lince [2]. A diferencia de la caza, el furtivismo no puede ser monitoreado ni regulado y, por lo tanto, tiene serios impactos en la dinámica natural de reproducción y dispersión de la población, el bienestar de los animales y puede llevar a la extinción de la población local.

[1] Ozoliņš, J., Bagrade, G., Ornicāns, A., Žunna, A., Done, G., Stepanova, A., … & Howlett, S. J. (2017). Action Plan for Eurasian lynx Lynx lynx Conservation and Management 2018-2028. LSFRI Silava, Salaspils, 1-78.

[2] Sindiˇci´c, M.; Gomerˇci´c, T.; Kusak, J.; Slijepˇcevi´c, V.; Huber, Ð.; Frkovi´c, A. Mortality in the Eurasian lynx population in Croatia over the course of 40 years. Mamm. Biol. 2016, 81, 290–294