Este sensacional ciervo dio el sorpresón en una modesta montería en abierto

¿Lo compartes?

Apenas cuatro piezas se abatieron por parte de los 60 puestos que el pasado sábado participaban en esta montería en Soria… hasta que a las 14:00 horas del mediodía apareció este «pavo». «Me entró este aparato, sin perros, por un callejón entre piedras del monte y tuve la suerte de quedarme con él», nos cuenta el cazador.

12/2/2019 | Redacción JyS 

ciervo
La montería estuvo organizada por una sociedad de cazadores que gestiona la zona de Judes. / Fernando Onsoria

Fue el pasado sábado, 9 de febrero, en una montería en abierto en la provincia de Soria. Apenas cuatro piezas se abatieron por parte de los 60 puestos que participaban en esta cita cinegética en los alrededores de la localidad soriana de Judeshasta que a las 14:00 horas del mediodía le apareció al cazador Fernando Ontoria este «pavo» de 16 puntas.

Jara y Sedal se ha puesto en contacto con el cazador de este ciervo en abierto que fue oasis dentro de la sequía de piezas de la mañana. «Aún lo estoy asimilando», señala.

ciervo
Otra imagen del ciervo abatido. / Fernando Onsoria

«Fue la leche», añade Ontoria, que participó junto a un amigo en esta cita organizada por una sociedad de cazadores que gestiona la zona del municipio castellanoleonés. «Dos personas que tenían allí los puestos, no pudieron ir y nos los ofrecieron, por lo que no nos lo pensamos y fuimos», explica.

«Estuvimos en el pueblo de Judes y posteriormente en la montería no hubo casi nada… hasta que a las dos de la tarde me entró este aparato, sin perros, por un callejón entre piedras del monte y tuve la suerte de quedarme con él», añade Ontoria.

Sigue explicando Ontoria que «a mí me tocó el puesto número 10 y a mi amigo el 12, y por falta de puestos habían quitado el 11 y el 9. Llegamos al puesto número 10 y era un barranco y según ibas bajando se iba encajonando mucho más el terreno, por lo que pedí al postor cambiarme al 11, donde finalmente me coloqué con su autorización».

«¡La que hemos liado, Óscar!»

ciervo
El ciervo tiene 16 puntas. / Fernando Onsoria

A lo largo de toda la mañana, entre 60 puestos, apenas se dispararon «ocho o nueve tiros». Fue, como coloquialmente se acostumbra en la jerga cinegética, «una montería de silencio». «A las dos de la tarde estaba distraído cuando detrás de mí empecé a escuchar el bicho cómo bajaba desde arriba», añade Ontoria.

Cuando el venado salió al claro se paró y el cazador se quedó quieto para que no se volviese sobre sus pasos. Segundos después se arrancó hacia él. «Le tiré y en el primer disparo me quedé con él», relata Ontoria. Corriendo llamó a su compañero Óscar: «La que hemos liado», le decía aún sin creérselo, aunque también muestra un sabor agridulce porque su compañero se fuese sin abatir ninguna pieza. «Fue con un .30-06 Springfield y bala Norma Plastic Point», apunta.

El otro gran ciervo de la semana… también en Soria

El pasado 2 de febrero también la provincia de Soria fue el escenario de la caza de otro gran ciervo. Lo abatió Francisco Javier González Gracia, de 18 años de edad, en una montería celebrada en la localidad de Serón de Nágima. Además, se da la curiosidad de que los dos puestos contiguos al del joven tenían ya el cupo hecho –que permitía cazar un solo ciervo-, por lo que vieron cómo este «pavo» se paseaba por delante de ellos hasta que González pudo dispararlo. Te contamos en este enlace cómo fue aquella montería.

Este sensacional ciervo dio el sorpresón en una modesta montería en abierto
4.5 (90%) 28 votos

¿Lo compartes?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here