fbpx

Golpe al furtivismo: el Seprona incauta 585 cepos a una empresa de Badajoz

Tras intervenir dos cepos a un vecino de Zamora, los agentes del Seprona inspeccionaron las instalaciones de la fábrica de la que provenían, encontrando diferentes moldes para su fabricación y 585 ya terminados. Todos han sido destruidos y el propietario de la factoría denunciado.

Javier Fernandez-Caballero

La Junta de Extremadura ha destruido 585 cepos ilegales en Don Benito, fabricados con el fin de capturar conejos y otros animales, a través del expediente sancionador abierto por la Dirección General de Política Forestal. Fueron decomisados por la Guardia Civil y puestos a disposición de la Instrucción del expediente sancionador, según recoge Europa Press.

La investigación de este caso arrancó el 5 de julio 2019 a raíz de una denuncia del Servicio de Protección de la Naturaleza de Benavente (Zamora), tras intervenir dos cepos para la captura de animales a un ciudadano de esa provincia, el cual informó de la compra realizada a una empresa de Don Benito.

Ese mismo día, el SEPRONA de Badajoz procedió a inspeccionar las instalaciones de la fábrica ubicada en el Polígono Industrial San Isidro, hallando dos moldes para la fabricación de cepos para rata y conejo, así como otros cuatro también para inmovilizar conejos, que fueron intervenidos, mediante precinto de la Guardia Civil.

En concreto, se intervinieron 65 cepos (modelo 0000) y otras 520 trampas para conejo/ alimaña (modelo 00). Los agentes levantaron acta y comunicaron al propietario de la fábrica que la comercialización de métodos para la caza masivos y no selectivos, incluidos los cepos, están prohibidos según la vigente Ley 42/2007, del Patrimonio Natural y la Biodiversidad, así como por la Ley 14/2010, de Caza de Extremadura.

Como resultado de la investigación, el pasado 23 de julio de 2020 se destruyeron las trampas incautadas y se sancionó al propietario de la empresa de Don Benito por infracción grave.

La Dirección General de Política Forestal ha realizado una llamada de atención para disuadir que se lleven a cabo este tipo de prácticas ilegales, que están penadas por ley.