fbpx

Cazan a un zorro que llevaba tres pollos de codorniz en sus fauces

Varios cazadores abaten un zorro que acababa de matar varios pollos de codorniz y un topillo: aún los tenía en su boca.

Se trata de uno de los vídeos virales del día entre los grupos de WhatssApp de los cazadores: unos cazadores abaten un zorro que llevaba tres codornices y un ratón entre sus fauces.

Las imágenes ponen de manifiesto la extraordinaria capacidad de estos predadores para acabar con los nidos de aquellas aves que ponen sus huevos en el suelo. Además, los cazadores que graban el vídeo indican que lleva entre sus fauces un ratón, aunque por la forma de la cola podría tratarse de un topillo.

El zorro necesita unos 500 gramos de carne al día

Como carnívoro que es, el zorro necesita ingerir importantes cantidades de carne, unos 500 gramos al día. En líneas generales, durante todo el año caza pequeños mamíferos y aves, incluyendo también otros ‘alimentos’ estacionales en su dieta como huevos, frutos y otros invertebrados.

Tiene la capacidad de adaptarse con gran habilidad a la fuente de comida existente en cada entorno: es un auténtico especialista en aprovechar todo tipo de carroña, descubriéndose como un visitante habitual de gallineros y corrales poco protegidos, incursiones en las que puede llegar a dar muerte a corderos y cabritos. 

Una amenaza para la cría de perdiz y codorniz

El zorro es uno de los principales predadores de conejos y liebres, y su incidencia sobre las poblaciones de perdices o codornices cobra especial importancia durante la época de incubación y cría de los perdigones.

Estamos ante un cazador solitario y generalmente nocturno que suele localizar a sus presas mediante su fino oído. Es entonces cuando inicia una discreta aproximación que, en algunas ocasiones, puede terminar con su captura tras un espectacular salto.

Sus estrategias de caza siguen siendo complejas de entender, y las investigaciones disponibles en la actualidad no siempre se ponen de acuerdo. Sus movimientos son muy difíciles de predecir, si bien es conocida su preferencia por merodear estructuras lineales –como los linderos y los bordes de cultivos o bosquetes–, comportamiento que ayuda en su control. Se trata posiblemente de la especie predadora que más estudios ha protagonizado, incluyendo un buen número de ellos realizados en España.

A continuación puedes ver el vídeo.

Deja una respuesta