fbpx

Los cazadores valencianos colaboran con las tareas de desinfección del COVID-19

Jara y Sedal

Una iniciativa de la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana permitirá luchar contra el coronavirus en algunos de los pueblos de la región en los que aún no se ha desinfectado.

FCCV

Miembros de la FCCV colaborando en tareas de desinfección. / FCCV

Monforte y Albatera han sido los primeros municipios desinfectados de COVID-19 en una iniciativa de la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana (FCCV), a través de sus tres Delegaciones para ayudar en esta emergencia sanitaria. Se trata de una colaboración económica conjunta entre las delegaciones territoriales y los clubes de cazadores para ayudar a los municipios en los que no se ha podido realizar aún esta fumigación.

Las tareas de desinfección comenzaron este fin de semana en los pueblos alicantinos de Monforte y Albatera y están programadas para los próximos días realizarlas también en Novelda, Aspe, Tibi y, otras muchas localidades en las que aún no se ha concretado la fecha. También en Castellón y Valencia se están ultimando los preparativos para poder realizar cuanto antes estas tareas en varias localidades de las provincias.

Con esta iniciativa, explica el Delegado de Alicante, Óscar Corbí, «queremos ayudar a los Ayuntamientos y a todos los vecinos de las localidades donde aún no se han podido realizar las tareas de desinfección  mediante un servicio profesional de fumigación para evitar futuros contagios por el COVID-19». «Un gesto de la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana y de los clubes de cazadores –añade- para contribuir a frenar esta pandemia». Para el Delegado, «es una prueba más de la vinculación de la caza con el mundo rural y un gesto hacia todos los pueblos de nuestra comunidad que necesiten protegerse frente al temido COVID-19».

El presidente de la FCCV, Raúl Esteban, ha destacado que «desde la Federación de Caza, a través de cada una de nuestras tres Delegaciones, queremos ayudar de alguna manera a combatir esta pandemia». En este sentido, ha destacado que van a realizar una aportación económica que cubra parte del servicio para que los clubes de cazadores, a coste mínimo, puedan fumigar sus localidades. «Queremos contribuir y colaborar con nuestros clubes y sus ayuntamientos para poder acceder a las zonas que aún no se hayan desinfectado y evitar más contagios por coronavirus», concluye.

Cazadores malagueños compran materiales para fabricar máscaras contra el COVID-19

La Sociedad de Cazadores de Archidona, en la provincia de Málaga, ha realizado una donación al CEIP San Sebastián para colaborar en la compra de materiales que permita a este colegio archidonés seguir fabricando, con sus impresoras 3D, máscaras de protección frente al COVID-19 que se entregarán en los próximos días al Hospital Comarcal de Antequera.

Deja una respuesta