fbpx

Un cazador tira a un jabalí herido por su amigo y se queda sin balas

Estos dos amigos protagonizaron un lance en una montería en Madrid que no olvidarán jamás. Uno de ellos tuvo que subirse incluso a una piedra ante la embestida del animal: «Me quedé blanco».

Javier Fernandez-Caballero

El joven cazador madrileño Manuel Márquez, de 21 años de edad, vivió este domingo 7 de febrero uno de los días que jamás olvidará, ya que experimentó la tremenda capacidad de ataque que puede tener un jabalí de grandes dimensiones.

Ocurrió durante una montería en abierto celebrada en las cercanías de Villavieja de Lozoya, en la Comunidad de Madrid. Aunque el jabalí tenía unos 100 kilos de peso y unos destacables colmillos, lo más impactante fue la pelea que dio durante un lance «muy peligroso», como así lo ha definido el propio cazador. En la montería estuvo acompañado del joven Jorge Delgado, de 23 años, que también ha narrado a este medio cómo sucedieron los hechos.

Ambos cazadores se encontraban al lado y, nada más soltar a los perros, salió este animal. El primero que lo vio fue Jorge, al que se le cruzó y consiguió cortarlo: «Me dio tiempo a soltar un solo disparo entre pinos que se quedó trasero».

El jabalí se dirige «como un obús» al puesto de Manuel

Otra imagen del jabalí abatido. © M. M.

El jabalí, ya herido, se dirigió directamente al puesto de Manuel, que vio cómo no paraba e iba a por él, por lo que se tuvo que subir a una peña para salvarse del ataque. «En ese momento, le disparé en la zona de la boca, pero al no ser efectivo tampoco el disparo, el animal se enfadó aún más y se dirigía rápidamente a por mí. Si no llego a estar presto, me cuesta un disgusto», describe el joven.

Para más inri, Manuel se quedó sin balas, por lo que al ver que se alejó un poco el animal, bajó de la peña a por ellas y pudo dispararle dos veces más, consiguiendo ahora sí abatirlo limpiamente.

Dos horas hasta que pudieron cobrar la pieza

Manuel, con su padre, que también participó en la montería. © M. M.

Ahora quedaba un último y duro capítulo: cobrar la pieza. «Se encontraba en una zona muy escarpada y estuvimos más de dos horas hasta que pudimos sacarla al camino, pero tras el esfuerzo llegó la recompensa», concluye el joven.

La suerte del principiante: se estrena en montería con un jabalí de 110 kilos

La suerte del principiante: se estrena en montería con un jabalí de 110 kilos
El joven, con el jabalí abatido. © F. R.

El joven cazador Félix Rabadán Ruiz, natural de la localidad conquense de El Pedernoso y de 24 años de edad, abatió el pasado 20 de diciembre durante una montería de 40 puestos celebrada en el coto social de la localidad de Paredes –en la misma provincia- un jabalí que probablemente sea medalla de plata y que pesó 110 kilos. Además, fue el primer macareno que abatió en su vida en montería. Así nos lo contó.