fbpx

Un cazador recibe un disparo de su propia escopeta en Toledo

El cazador herido se encuentra en planta de Traumatología del Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan con heridas por perdigones. Su vida no corre peligro.

Un hombre de 56 años ha resultado herido este domingo en la pierna tras recibir un disparo accidental con su propia escopeta en la localidad toledana de Quero, según ha informado el Servicio de Emergencias de Castilla-La Mancha 112, informa Europa Press.

El servicio de atención de urgencias de la región ha recibido el aviso a las 10.00 horas. Tras ello, el herido ha sido trasladado por UVI al Hospital ‘Mancha Centro’ de Alcázar de San Juan (Ciudad Real). Al lugar también se han desplazado Guardia Civil y un médico de urgencias.

El paciente se encuentra en planta de Traumatología con heridas por perdigones. Su vida no corre peligro.

A pesar de los accidentes, la caza tiene una siniestralidad reducida

En 2020 el Gobierno afirmó que habían muerto 51 personas en accidentes de caza, una cifra muy alejada de la realidad: hubo tres fallecidos. La cifra de accidentes con arma de fuego en la caza es muy reducida si la comparamos con el número de licencias de caza existentes en nuestro país, que es de unas 800.000. Según se desprende de las estadísticas del Ministerio del Interior a las que jaraysedal.es tuvo acceso hace unas semanas, el número de escopetas es de 2.026.509 y de rifles de 358.088 unidades en 2020 en nuestro país. En total, hay unas 2.447.502 armas.

Además, según los datos del Ministerio de Agricultura Pesca y Medio Ambiente, de las 50.510.210 hectáreas que conforman el territorio nacional, un total de 43.945.027 están destinadas a la caza. O lo que es lo mismo, el 87% de nuestra superficie es territorio de caza.