fbpx

Un cazador dispara en defensa propia a un oso en una batida en Cantabria

El hombre disparó al plantígrado que le sorprendió en el puesto durante una batida en la Reserva del Saja.

oso pardo ataque
© Shutterstock

Un cazador ha disparado en defensa propia este domingo, 26 de diciembre, a un ejemplar de oso pardo en la Reserva Regional de Caza del Saja, en Cantabria. Las circunstancias del hecho serán objeto de la oportuna investigación, según ha informado el Gobierno de Cantabria.

El Ejecutivo ha explicado que la cacería donde se ha producido el incidente se ha celebrado dentro del lote de Bicobres Norte (Cillorigo de Liébana). Al parecer, el ejemplar que recibió el disparo sorprendió a este cazador en la batida. En la zona próxima a donde el oso fue alcanzado por el disparo, los agentes del Medio Natural del Gobierno de Cantabria han localizado un rastro de sangre y se mantiene activo el operativo de vigilancia y rastreo para intentar localizar al animal.

Como es preceptivo, se ha tomado testimonio a los participantes en la cacería y al cazador autor del disparo, además de haberse recogido muestras de sangre del rastro dejado por el animal. Los hechos se han puesto en conocimiento del Seprona y se dará traslado de un informe sobre lo ocurrido a la Fiscalía de Medio Ambiente a los efectos oportunos.

Un mes después de que se archive el caso contra el cazador que disparó a otro oso en similares circunstancias

osa larousse
Foto: Shutterstock

Recordamos que esto se produce un mes después de que el Juzgado de Instrucción de Boltaña, en la provincia de Huesca, acordase archivar de la causa abierta contra un cazador por la muerte en defensa propia de una osa durante una batida de jabalí en el municipio de Valle de Bardají, en la comarca de la Ribagorza. Según el auto, nada indicaba que la muerte del animal fuera provocada, ni siquiera que se debiera a una imprudencia.

El investigado «trató de proteger su vida mediante el uso del arma, ante la amenaza inminente de ser atacado por una osa que corría hacía donde él se encontraba perseguida por perros de caza». Tampoco tuvo la posibilidad de huir o salvaguardarse en lugar seguro y su actuación fue «proporcional» a las circunstancias.