Un cazador cae a un pozo y sus dos perros lo salvan

¿Lo compartes?

El hombre se encontraba cazando cuando cayó desde una altura de cuatro metros y se rompió una vértebra. Gracias a sus canes y al equipo de la Guardia Civil que dio con él, hoy se recupera en su casa.

24/1/2018 | Redacción JyS

cazador cae a un pozo
Francisco León se reencuentra con los guardias civiles que le rescataron. / Foto: Diario de Mallorca

Francisco León volvió a nacer gracias a la actuación previa de sus dos compañeros de caza, sus setter, y al posterior rescate de la Guardia Civil. Todo ocurrió el mes de diciembre pasado cuando León, de 37 años, se encontraba cazando en el Valle del Silencio en el término municipal de La Vileta, según publica el Diario de Mallorca.

León vio cómo sus perros cayeron en muestra ante una becada y se dirigió hacia el lugar para levantarla, pero no advirtió que había un pozo en el suelo cubierto por la maleza. El hombre pisó y se precipitó desde una altura de cuatro metros. A consecuencia de la caída, el cazador quedó aturdido y el fuerte impacto le provocó la rotura de la vértebra L1 y el aplastamiento de la médula.

Cuando pudo rehacerse un poco, pese al fuerte dolor que sufría, León buscó un poco de señal en su móvil para alertar a su mujer mandándole la ubicación GPS y también llamó al 112. «Estuve unas tres horas en el agujero. Los primeros 45 minutos, tras sufrir el golpe, estuve ido. Luego empecé a buscar soluciones. No tenía cobertura. Estiré el brazo todo lo que pude y vi que tenía una raya en el móvil. Suficiente para poder llamar», explica al medio citado anteriormente.

Sin embargo, hubo dos héroes inesperados. León y Lola, los dos setter ingleses del cazador, no dudaron un instante en lanzarse al pozo para proteger a su dueño que no podía moverse. Los dos canes permanecieron todo el tiempo pegados al hombre para proporcionarle calor y así evitar que muriese de hipotermia. «Son como mis hijos», así alaba el cazador a sus dos ángeles de la guarda.

Asimismo, la pareja del GREIM de la Guardia Civil que rescató a Francisco explicó que el principal problema que encontraron para localizarlo fue que «las coordenadas del GPS, se solapaban con otro punto del mapa», tal y como explica el sargento Juan López al Diario de Mallorca.

Para rescatar a Francisco León fue necesaria la intervención de un helicóptero en el que también se trasladó un médico para asegurar los primeros auxilios. Además, hasta el lugar se desplazaron efectivos del servicio de bomberos y Policía Local. Dada la complejidad del rescate por la posición y lesión del cazador, fue Ricardo Ballesteros, agente de la Guardia Civil con amplios conocimientos en montaña y enfermero titulado, quien descendió hasta León junto al médico para suministrarle un calmante y poder subirlo para trasladarlo al hospital más cercano.

Por último, según los agentes que lo rescataron, León tuvo un comportamiento ejemplar gracias al que hoy puede estar en casa recuperándose, pese a que la rehabilitación que le queda por delante sea ardua.

Un cazador cae a un pozo y sus dos perros lo salvan
5 (100%) 1 voto

¿Lo compartes?

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here