fbpx

Un cazador catalán abate seis jabalíes en una batida para el recuerdo

Este cazador narra cómo, el pasado 13 de noviembre, tuvo su día de suerte en su coto social catalán al abatir hasta seis jabalíes en un mismo puesto.

jabalies-corriendo
Jabalíes corriendo en foto de archivo. © Shutterstock

El cazador catalán Valentino Balbín, natural de la localidad de Vic, tuvo el pasado sábado 13 de noviembre su gran día de suerte en el coto social en el que acostumbra a practicar la actividad cinegética. En esta zona, de nombre La Garrocha, ubicada en las cercanías de Olot (Gerona) y en la que hay gran cantidad de jabalíes, Balbín abatió un total de seis ejemplares en dos lances para el recuerdo.

Así se desarrolló la exitosa jornada

Los jabalíes abatidos. © V. B.

Un «gran ruido» que desembocó en los tres primeros jabalíes abatidos. Balbín narra que, nada más comenzar la batida, escuchó un «gran ruido» detrás del puesto. Se trataba de la primera piara de jabalíes que le entró «rapidísimo»: «Había que estar hábil para verla, pero gracias a que estaba preparado pude acertar y abatir tres de ellos». Dos de los animales, hembras, pesaban unos sesenta kilos. Se trataba del primer envite fructífero con los jabalíes de la mañana, pero aún quedaba una segunda entraba de guarros en el puesto de este cazador.

La segunda piara entra al puesto. Balbín, situado al lado de un canal, escuchó al rato de nuevo cómo varias rocas caían a su lado, en un pedregal. «Me puse de nuevo alerta y, en efecto, me entró de nuevo una piara. Yo no creía que pudiese abatir tantos de golpe, pero sí…», confiesa el cazador. En este segundo lance, pudo abatir otros tres, ya de menor tamaño que los anteriores.

Una anécdota con los buitres. Valentino narra una pequeña anécdota sucedida con los buitres y es que, en cuanto abatió la segunda tanda de jabalíes, varias de estas aves se posaban delante de él para empezar a alimentarse de uno de los cochinos. «Me tuve que bajar a espantarlos. En tan sólo unos segundos ya le habían sacado los ojos y habían picoteado la zona del disparo», relata.  

La importancia de hacerlo en un coto social. Aabatir seis jabalíes en un mismo puesto tiene aún más importancia cuando se trata de un coto social por el que cada uno de los miembros pagan 300 euros al año por todas las batidas que realizan y controlan de esta forma los daños a los cultivos y los accidentes de tráfico que la sobrepoblación de suidos genera.

El equipo utilizado. En esta batida el cazador utilizó un rifle HK en calibre 9,3 x 62 con munición Geco de 239 grains, «un rifle y una bala fuerte pero efectiva», concluye. Este es el vídeo de los lances protagonizados por Balbín y grabados en su cámara GoPro.

La mejor historia de caza en Jara y Sedal será premiada con este magnífico pack Beretta

premio a la mejor historia de caza

¿Has cazado algún animal destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal y Beretta Benelli Ibérica pueden premiar tu historia gracias a un nuevo concurso. Si tu historia es elegida, puede que ganes un magnífico pack Beretta compuesto por una mochila, unos cascos de protección, un paraguas y una bolsa para portar tu munición.

Para optar al premio solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza mayor, adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono, además de seguir en Instagram el perfil de Jara y Sedal (@jaraysedal.es) y el de Beretta Benelli Iberica (@beretta_benelli_iberica). No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. En este enlace te damos todos los detalles del concurso.