Cazado un jabalí que supera al récord nacional 36 años después

Comparte con tus amigos










Enviar

Jara y Sedal habla en exclusiva con el cazador de un jabalí abatido en Castilla-La Mancha y cuyo extrordinario trofeo ha dado una puntuación de 137,77 puntos, superando al hasta ahora récord que permanecía imbatido desde 1983.

6/11/2019 | Redacción JyS

colmillos de jabalí récord
Aunque aún no han trascendido las imágenes del trofeo, el cazador ha adelantado a Jara y Sedal que según el taxidermista daría 137,77 puntos. / Shutterstock

Parecía imposible batir el récord de jabalí de Tomás Higuero, un ejemplar cuyos descomunales colmillos –que dieron 136,95 puntos– han presidido la lista de los mejores trofeos de esta especie durante casi cuatro décadas. A pesar de que cada vez se cazan más ejemplares, y de que la población de este oportunista animal se ha disparado en todo el país, esa barrera fijada en 1983 parecía imbatible. Ciervos, corzos, cabras… todas las especies han visto cómo el récord nacional se batía en los últimos años, pero el cochino se resistía… hasta que el pasado mes de octubre fue abatido uno cuyos colmillos arrojan 137,77 puntos.

Jara y Sedal ha podido hablar en exclusiva con el cazador que lo ha abatido, quien prefiere mantenerse en el anonimato y salvaguardar también el nombre de la finca en la que ha cazado a este histórico ejemplar. Se trata de un joven que no da excesiva importancia al trofeo y que tampoco suele difundir su imagen en redes sociales: «Si miras mis cuentas verás que nunca aparezco, sólo muestro los jabalíes que abato», explica a este medio mientras nos pide discreción. Aún así, accede a contarnos cómo lo cazó: «Llevaba más de un año detrás de este guarro. Era muy inteligente».

Un jabalí récord de sólo 70 kilos

A priori, podríamos pensar que el animal que portase un trofeo digno de alzarse con el peldaño más alto del listado del Consejo Internacional de la Caza (CIC) sería un macho de un proporciones bíblicas, pero nada más lejos de la realidad: «Pesaba 70 kilos aproximadamente», nos confirma el cazador. Un dato muy llamativo, teniendo en cuenta que, por ejemplo, el último gran jabalí abatido en España hace unos días pesaba más del doble –157 kilos– y ocupara el puesto 16 en ese ranking que este ejemplar puede coronar.

Según relata, el joven consiguió abatirlo con un rifle Sauer 404 en calibre .300 Winchester Magnum. Era un animal astuto que siempre le cogía los vientos «y después estaba un mes sin entrar». «Ha sido un guarro muy esquivo que solamente entraba con luna nueva y en la época de celo», detalla.

Una estrategia para dar caza a un «monstruo»

«Poco después mi padre me aconsejó que un amigo me llevara en su coche y que me dejase en el puesto. Era un guarro muy inteligente. Le calculo más de nueve años. Creo que tenía el encame cerca del cebadero», nos cuenta sobre la estrategia que ideó para tratar de darle caza.

Haciendo caso al consejo de su padre, el amigo le acercó a mediados de octubre al coto y le dejó en el puesto con la intención de engañar al animal. «Probé de esta manera y… ¡lo cacé a la media hora de ponerme!», detalla el joven.

En cuanto al momento del lance, dice que lo sintió acercarse entre la maleza «muy despacio». «Tardó como 25 minutos en llegar al tiradero. Una vez que vi la silueta sabía que era él». Segundos después el afortunado cazador apretaba el gatillo de su arma y lanzaba una certera bala de 165 grains al animal, que cayó al instante.

«Cuando llamé a mi amigo me dijo: Pero… ¿ya?», relata sobre el momento en que fue a cobrarlo. Según ha detallado a Jara y Sedal los colmillos impresionan: «Una cosa es verlo en las cámaras y otra verlo al natural. Te quedas impactado».

Un jabalí que batiría el récord de Tomás Higuero de 1983… si lo homologase

Aunque posiblemente sea el jabalí con el trofeo más grande de España, este cazador que lleva toda la vida haciendo esperas en cotos de Castilla-La Mancha confiesa a este medio que no tiene intención de homologarlo: «No quiero darle mucho bombo. Me vas a perdonar pero soy así para la caza», expone con insistencia.

Sin embargo, el joven sí ha accedido a adelantarnos las dimensiones de un trofeo que va a dar mucho que hablar en los próximos días: 137,77 puntos, con más de 24 centímetros de media de largo en los colmillos, 3,2 centímetros de ancho y un perímetro en amoladeras de más de 7 centímetros.

Por el momento, el trofeo original se encuentra en la Taxidermia Benedito, el cual lo tiene sumergido en un molde para obtener una reproducción exacta, por lo que tendremos que esperar unos días para poder verlo. Jara y Sedal mostrará las fotos de este trofeo cuando termine el proceso de réplica para que, a pesar de no trascender el nombre del cazador ni el lugar en el que lo ha conseguido, nuestros lectores puedan admirar las proporciones de uno de los trofeos de jabalí más grandes de nuestro país.

Molde en el que se encuentra en estos momentos el trofeo del animal.
Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here