fbpx

Cazan un peculiar jabalí con la piel del color de la luna en Castilla y León

El lugar donde lo ha abatido el cazador es secreto, pero Jara y Sedal ha podido hablar con él para saber cómo ha conseguido dar con un animal tan peculiar a plena luz del día.

El jabalí blanco y una huella detectada por el cazador. © David Gallego

El cazador segoviano David Gallego, que actualmente vive en Madrid, abatió este jueves en un coto del sur de Castilla y León un jabalí con una curiosa capa blanquecina y grisácea. Un color similar al de la luna. Lo hizo durante un rececho en un coto social cuya ubicación prefiere no desvelar y tras haber detectado su presencia en jornadas anteriores.

Gallego cuenta a Jara y Sedal que llegó al coto sobre las 16:45 horas de la tarde y, solo quince minutos después, apareció en escena este jabalí: «Era blanco casi en su totalidad, me sorprendió muchísimo eso, porque no hacía ningún extraño a pesar de que podía ser descubierto», explica.

Una bonita entrada para colocarse a tan solo 20 metros

El cazador detalla que estaba todavía cargando el rifle cuando lo vio. Fue entonces cuando decidió hacerle una pausada entrada que le permitió colocarse a tan solo veinte metros: «Una vez que lo tuve delante, me hice con él», acertando a la primera, cuenta. Cuando fue a cobrarlo, la emoción embriagó al cazador.

90 kilos y 5,5 centímetros de navajas por fuera. Gallego explica que el animal tenía unos 90 kilos de peso y, aunque no será medalla, sí contaba con un bonito trofeo: sus colmillos sobresalían 5,5 centímetros por fuera de la mandíbula. No obstante, lo más sorprendente era su preciosa capa.

El equipo utilizado. Para llevar a cabo el lance, el cazador segoviano usó un rifle Sauer 404 en calibre .300 Winchester Magnum cargado con bala RWS KS de 165 grains.

¿Por qué puede ser blanco un animal?

Generalmente un animal que nace blanco, si no es característico de la especie, puede haber sufrido dos fenómenos: albinismo o leucismo. ¿En qué se diferencian? El leucismo -que puede provenir de un gen recesivo- solo provoca una pérdida parcial de pigmentación. Esto puede provocar que el animal tenga la piel o las plumas de color blanco o irregular. Sin embargo, las células pigmentarias de los ojos no se ven afectadas por ello: su color es normal. Esta es la principal característica que nos ayuda a diferenciarlo del albinismo.

En el albinismo, el cuerpo del animal carece de melanina. La melanina está presente en la piel y es lo que da color a esta, las plumas, el cabello y los ojos. Los animales con albinismo son de color blanco o amarillento pálido, y tienen ojos muy pálidos, a menudo de color rosa o rojo, que es el color de la sangre que reflejan.