fbpx

Caza un imponente gamo de cerca de 200 puntos en los Montes de Toledo

Este cazador se hizo, este miércoles, con un imponente gamo con un trofeo medalla de oro en los Montes de Toledo. Además, el animal tiene la cuerna de un color llamativamente oscuro.

gamo Toledo
El cazador, con el imponente gamo. © J. G. C.

El cazador almeriense Antonio Rabaneda abatió, este miércoles 20 de octubre, un imponente gamo de 196,9 puntos en una finca de los Montes de Toledo durante una cacería organizada por el orgánico madrileño Juan Antonio Guerrero, representante de la empresa J. A. G. Servicios Cinegéticos.

Cazado en plena ronca

Más imágenes del gamo. © J. G. C.

Según ha explicado Guerrero a la redacción de Jara y Sedal, han comenzado a cazar pronto, «entre dos luces» ya que «ahora los gamos tienen poca ronca, pero en algunos de ellos, como en el caso del ejemplar abatido, aún permanece». La ronca, como la berrea del venado, es la llamada con que los gamos tratan de cortejar a las hembras y de disuadir a otros machos de competir por ellas. No se trata de un bramido como el del venado. Es un sonido grave más corto y gutural –similar a un gruñido en forma de ronquido– y entrecortado, similar en ocasiones a un golpeteo de latas.

Es también como se conoce a la época de celo de esta especie, que tiene lugar entre finales de septiembre y el mes de octubre –con variaciones en función de la latitud, ya que suele comenzar antes en el sur– con el objetivo de que los partos, tras ocho meses de gestación, tengan lugar en el momento de mayor disponibilidad de alimento en el monte –finales de primavera–.

Sobre las 10:00 dieron con este ejemplar

Otra imagen del imponente gamo. © J. G. C.

El objetivo del cazador era un trofeo destacado, y a primera hora controlaron un par de ellos. «Aunque no eran exactamente los que buscábamos», señala el orgánico. Un poco más tarde, sobre las 10:00 horas, dieron con el animal adecuado: «Iba de testero a testero, estaba comiendo y le hemos hecho una entrada por un barranco», describe. A 186 metros de distancia medidos con el telémetro, el cazador efectuó un disparo certero en el codillo.

Al ir a cobrar la pieza, Rabaneda se percataba de lo majestuoso y voluminoso de ésta: «Tiene la cuerna oscura y, a pesar de que esta zona no hay jaras con las que se tiñen, sí que existen encinas, y esa es la razón del color de sus defensas, debido a que se rasca con estos árboles», expone el cazador. Su trofeo es medalla de oro con 196,9 puntos.

Otro cérvido con una peculiar cuerna oscura

Este cazador se hizo, hace ahora dos años, con otro cérvido con la cuerna oscura en una finca cerca de la localidad alcarreña de Molina de Aragón. El protagonista fue David Lara, que narró para Jara y Sedal cómo abatió este impactante animal en una montería en abierto.

La mejor historia de caza en Jara y Sedal será premiada con este magnífico pack Beretta

premio a la mejor historia de caza

¿Has cazado algún animal destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal y Beretta Benelli Ibérica pueden premiar tu historia gracias a un nuevo concurso. Si tu historia es elegida, puede que ganes un magnífico pack Beretta compuesto por una mochila, unos cascos de protección, un paraguas y una bolsa para portar tu munición.

Para optar al premio solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza mayor, adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono, además de seguir en Instagram el perfil de Jara y Sedal (@jaraysedal.es) y el de Beretta Benelli Iberica (@beretta_benelli_iberica). No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. En este enlace te damos todos los detalles del concurso.