Caza con escopeta un jabalí pelirrojo de 115 kilos y medalla de oro

Comparte con tus amigos










Enviar

Además de su peculiar pelaje, este jabalí abatido en los Pirineos catalanes hace unas semanas dejó 115 kilos de carne fresca y sus colmillos obtuvieron 112 puntos CIC.

3/4/2019 | Redacción JyS 

jabalí
El jabalí tenía «una curiosa capa pelirroja». / E. S.

Los jabalíes nunca dejan de sorprendernos no sólo por la fortaleza física que pueden llegar a tener, sino por las peculiaridades genéticas que pueden llegar a mostrar. En este caso se trata de un jabalí de 115 kilos «pelirrojo», según el joven Eloi Jiménez Soms, que lo cazó junto a su padre hace unas semanas. Ocurrió en los Pirineos catalanes, concretamente en las cercanías de la localidad de Agullana, en una zona con castaños y encinares cerca de la frontera con Francia. Además, el cochino ha sido medalla de oro tras dar un total de 112 puntos.

Jara y Sedal se ha puesto en contacto con el joven, que ha relatado cómo se desarrolló la jornada cinegética junto a su padre y el momento del lance. Según nos cuenta lo abatieron en una batida «en una zona muy limpia, que normalmente tiene gran cantidad de jabalíes», afirma.

jabalí
Otra imagen del suido recién abatido. / E.A.

Habitualmente la cuadrilla de Eloi se reúne temprano en el local con el que cuentan en Agullana, donde sortean los puestos. «Después se colocan las paradas y comienza la suelta», nos cuenta el cazador.

El día «del gran jabalí», en el que participaron unos veinte cazadores, Eloi Jiménez Soms se encontraba con su padre y una podenca. «Nos separamos un momento en el que fue mi padre a buscar unos perros y en ese instante empezó la perra a ladrar desde encima de unas rocas», relata.

Eloi dice que se acercó hasta allí, se subió encima de las piedras y dio una patada a una rama. «Entonces de debajo de la roca salió un jabalí mediano, al que abatí», dice. Ese fue el primero de los ejemplares de la batida… pero aún quedaba lo mejor.

jabalí
Eloi y su padre junto al animal. / E.A.

Tras cazar ese animal, Eloi escuchó por la emisora a su padre decir que había abatido uno y que había encontrado otro muy cerca de él. «Fui hasta allí y me contó que mientras estaba escuchando a los perros, le pasaron dos jabalíes y pudo disparar». Cuando Eloi vio el que había abatido su progenitor el joven no cabía en su asombro: «¡Era pelirrojo!». Según cuenta, su padre lo abatió de un efectivo disparo «con una repetidora Beretta». Además el animal contaba con unas extraordinarias navajas. 

 

jabalí
El animal dio 112 puntos según el cazador. / E.A.

Otro jabalí con un espectacular pelaje en Cataluña

El jabalí abatido en Agullana no es el único con un pelaje extraño que te hemos mostrado en Jara y Sedal. A finales de 2017 Daniel Vela cazaba un jabalí con un buen trofeo, pero lo que más llamó su atención fue su anómala pigmentación. 

Vela se encontraba en una batida de jabalíes en las inmediaciones del Parque Nacional de Montseny, cerca del pantano de Cánovas, cuando de repente una ladra lo puso en alerta… Era este extraño ejemplar.

Caza con escopeta un jabalí pelirrojo de 115 kilos y medalla de oro
4.2 (84%) 15 voto[s]
Comparte con tus amigos










Enviar

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here