fbpx

Jabalí, conejo, corzo y otras seis especies se controlarán en Cataluña durante el estado de alarma

La Federación Catalana de Caza ha emitido un comunicado explicando cómo se va a llevar la caza por daños en Cataluña hasta que acabe el estado de alarma.

jabalí corzo cataluña
Corzo en una siembra. /Shutterstock

Sergi Sánchez, presidente de la Federación Catalana de Caza, ha hecho público un comunicado tras la petición expresa del Ministerio de Agricultura a la Generalidat de Cataluña para que controlase los daños de las especies cinegéticas a los cultivos.

Estos se llevarán a cabo «siempre a petición de los agricultores afectados», asegura Sergi en su comunicado. «Para realizar estos controles, que serán tramitados y coordinados por los servicios técnicos de los Servicios Territoriales del Departamento de Agricultura en colaboración con las áreas regionales del CAR, ya se puede autorizar a cazadores a realizar, en solitario o junto con miembros del CAR, actuaciones de control o de prevención de daños», informa.

El presidente de la Federación Catalana de Caza aclara que «no se trata de un retorno a la actividad cinegética ordinaria, sino exclusivamente autorizaciones extraordinarias, con una serie de instrucciones específicas» que se limitará sólo al periodo en que aún se mantengan las restricciones marcadas por el estado de alarma.

Se cazará jabalí, conejo, estornino pinto, urraca, paloma torcaz, ciervo, corzo, gamo y muflón

Las especies objeto de control serán el jabalí, el conejo, el estornino pinto, la urraca, la paloma torcaz, el ciervo, el corzo, el gamo y el muflón. Los métodos de captura que se autorizarán serán los observatorios diurnos según se determine, los observatorios nocturnos con el auxilio de foco –que sólo podrá hacerse con un máximo de una persona por punto de acecho– y la caza con hurón y sendero con el auxilio de arma de fuego.

«Todo ello, sin perjuicio de las que pueda realizar el Departamento de Agricultura directamente en determinados lugares, como titular del terreno cinegético (Reservas Nacionales de Caza o Zonas de Caza Controlada), por urgencia, por acuerdo con los titulares u otras situaciones similares», aclara Sergi Sánchez.

Comprobarán la necesidad de realizar el control

Tal y como ya estaba estipulado antes del estado de alarma, en todos los casos en que haya una solicitud por daños será necesario que los miembros del CAR realicen una inspección y levanten un acta que certifique la severidad de los daños, la necesidad de actuación o el riesgo de transmisión de enfermedades.

Una vez hecho esto, los agricultores o ganaderos afectados que sean cazadores (en sus terrenos) podrán actuar. En el caso de necesitar la ayuda de los cazadores se contactará de manera preferente con la sociedad de cazadores local o con las personas que indique el titular del terreno cinegético. En todos los casos, los servicios territoriales y los miembros del CAR se pondrán en contacto con los titulares de los terrenos cinegéticos para poder colaborar.

¿Qué documentación necesitan los cazadores?

«Desde la Federación Catalana de Caza rogamos que todas las sociedades de cazadores afectadas por daños a la agricultura en sus APC tengan preparado un listado de socios locales dispuestos a colaborar con estas actuaciones excepcionales para agilizar las actuaciones tanto buen punto nos lo pida el CAR o los servicios territoriales del DARPA. Hay que tener en cuenta que preferentemente las personas que actúen no deben ser grupo de riesgo, deben ser menores de 60 años, sin patologías crónicas ni inmunodeprimidos», ha manifestado la Federación en el comunicado.

Los cazadores deberán estar en posesión de toda la documentación y de los seguros obligatorios. En caso de que su licencia de caza o su seguro haya vencido, todo el personal de la Federación Catalana de Caza así como su web está operativa para renovarlas.

Para hacer las actuaciones deberán llevar, junto con la copia de la autorización excepcional que les proporcionarán, copia del acta de inspección donde conste su nombre y DNI.

Otras cuestiones a tener en cuenta

Desde el Departamento de Agricultura se determinará el calendario de actuaciones y, una vez fijado, las personas actuantes deberán dar aviso al jefe de sala del CAR antes de llevarlas a cabo. Los cazadores no podrán realizar ninguna actuación para la que no estén autorizados, y desarrollarán sus actuaciones en coordinación con el CAR.

En todo momento se deberán cumplir los requisitos y recomendaciones establecidas por la autoridad sanitaria para prevenir la Covid-19 y el RD463 / 2020 de 14 de marzo, extremando la higiene personal mediante el lavado frecuentes de manos, armas y materiales, y utilizar obligatoriamente guantes y mascarillas en los momentos en que sea necesario.

Las posibles reuniones previas o posteriores a la actuación, se deberán realizar en lugares abiertos y los participantes deberán mantener un mínimo de un metro entre ellos.

Deja una respuesta