fbpx

Si tu coto de caza está en otra provincia, olvídate de corzos y jabalíes hasta junio

Edu Pompa

El plan de desescalada anunciado ayer por el Gobierno incluía la caza y la pesca deportiva en su fase 2, que se iniciará a finales de mayo. Pero hasta el final de la desescalada no habrá desplazamientos interprovinciales, así que si tu coto está en otra provincia no podrás ir hasta él.

caza corzo
Los aficionados a la caza del corzo no podrán practicarla en la segunda fase, si conlleva desplazamiento entre provincias. / Shutterstock

Los aficionados a la caza y la pesca deportiva recibían ayer como agua de mayo la noticia de que volverían a autorizarse ambas actividades a finales de mayo, en la catalogada como fase 2.

Hay que recordar que este es el escenario más optimista ya que, en caso de rebrote de la COVID-19, estas fechas podrían retrasarse en algunas zonas. No obstante, aunque las fechas previstas no sufran modificación, hasta junio no se permitirá la movilidad entre provincias.

Esto significa que muchos de los aficionados a la caza de corzo o jabalí –las principales modalidades que se practican en estos meses– no podrán acudir a sus cotos hasta junio si estos se encuentran en diferente provincia a la que residen.

Algunos cazadores puede que tengan que esperar incluso más, porque como afirmo ayer Pedro Sánchez, presidente del Gobierno: «La movilidad interprovincial se producirá cuando lleguemos a la nueva normalidad». Pero puede darse la circunstancia de que unas provincias lleguen a esta etapa antes que otras, con lo que solo se podría viajar si ambas están en el mismo punto.

Los cazadores de Madrid, entre los más afectados

Madrid es una de las comunidades con mayor número de cazadores. Y la inmensa mayoría de ellos se desplazan hasta Toledo, Cuenca, Guadalajara, Segovia, Soria y otras varias provincias para cazar corzos en rececho durante estos meses.

También, como sucedió el año pasado desde el 1 de junio en Castilla-La Mancha, para ayudar en el control de las poblaciones de jabalí ante los brotes de tuberculosis o la peste porcina africana que, de llegar a España esta última, supondría un duro golpe para el sector cinegético y ganadero.

¿Cómo será la desescalada si todo va bien?

El Gobierno anunció ayer un plan de desescalada que se desarrollará a partir del 4 de mayo en cuatro fases (0, 1, 2 y 3), que irán sucediéndose en cada territorio según se cumplan unos determinados marcadores, hasta alcanzar «la nueva normalidad» a finales de junio.

«Al concluir estas cuatro fases en cada territorio habrá concluido la desescalada y podremos decir que cada provincia o unidad territorial ha accedido a la situación de «la nueva normalidad», en tanto llega la vacuna o remedio que extinga al virus», señaló Pedro Sánchez, quien recalcó que no habrá movilidad entre provincias o islas hasta que finalicen las cuatro fases.

Aunque a priori se reanudará la caza y la pesca deportiva en la fase 2, no se podrán realizar desplazamientos entre provincias hasta finales de junio.