fbpx

Caza un increíble corzo peluca en un último golpe de suerte

Este cazador narra cómo abatió este espectacular corzo peluca en un coto de la provincia de Burgos junto a su hija, que le había asegurado traerle suerte.

corzo peluca Burgos
El cazador junto al corzo. © M. C. F.

El cazador Miguel Cordón Fernández, natural de Burgos, abatió el pasado mes de abril en esta misma provincia uno de los corzos peluca más espectaculares de toda la temporada. El animal luce un espectacular trofeo que, sin duda, impacta a simple vista.

Cordón, en declaraciones a Jara y Sedal, explica que este lance comenzó en abril, en una mañana de niebla en la que salió junto a su primo a recechar un corzo». «Cuando llegamos al lugar, vimos que estaba el macho con una hembra y al fondo aparecía la silueta de otro cérvido». «Sacamos los prismáticos y nos miramos incrédulos, porque tenía una espectacular peluca», señala aún emocionado el joven.

«Nos intentamos acercar, dando la vuelta con el viento en contra, pero el corzo que estaba con la hembra lo vio y echó a correr hacia él, por lo que nuestro trofeo se iba al galope», se lamenta el cazador.

Un nuevo intento

Al día siguiente los cazadores volvieron a intentarlo, pero el animal no dio la cara. «A partir de ese día, fui todos a rececharlo, también sin suerte», recuerda Cordón. Si mebargo, el 14 de abril, su hija Adriana, de 10 años de edad, le pidió si podía acudir con él: «Me dijo que me daría suerte», asegura el cazador. «Llegamos al lugar donde lo había visto por primera vez y, no me lo podía creer. Allí estaba. Mi hija se reía y me decía en voz baja, ¿ves como te iba a dar suerte?».

Cordón recuerda cómo intentó hacer la misma entrada que junto a su primo: «Le di la vuelta para coger el viento en contra, saqué el telémetro y había 365 metros. Me encaré el rifle, metí el corzo en la mira, respiré… y acaricié el gatillo», relata sobre el instante final del lance.

Un cobro junto a su hija para recordar

Cazador y corzo. © M. C. F.

«Supe que le había dado en cuanto apreté y salió la bala, porque escuché ese sonido característico de que la munición había llegado al destino deseado, pero para acabar de conformarlo, solo oía a mi hija decir: Papá, le has dado, le has dado», recuerda orgulloso el cazador tras el lance que llevó a cabo con su rifle Mannlicher en calibre 8×68 S. Al final, llegó la alegría de cobrar una pieza única junto a su hija.

La mejor historia de corzos de esta temporada conseguirá un monocular térmico valorado en más de 2.000 euros

sorteo Burris H50 historia corzo

¿Has cazado ya algún corzo destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal y Beretta Benelli Ibérica pueden premiar tu historia gracias a un nuevo concurso. Si tu historia es elegida, puede que ganes un magnífico monocular térmico Burris H50.

Para optar al premio solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza de corzos, adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono, además de seguir en Instagram el perfil de Jara y Sedal (@jaraysedal.es) y el de Beretta Benelli Iberica (@beretta_benelli_iberica). No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. En este enlace te contamos cómo puedes participar.