fbpx

Caza un corzo enfermo con una cuerna asombrosa: «Ha venido media comarca a verlo a casa»

Un cazador riojano abate un descomunal corzo de 10 puntas en un coto social de Burgos. Era la primera vez que recechaban en el lugar. El animal estaba afectado por la conocida «moscarda».

El cazador riojano Ángel Marín Bozal, de 39 años de edad, abatió el pasado 3 de julio sobre las 21:45 horas un descomunal corzo de 10 puntas en un coto social de la provincia de Burgos. El animal ha provocado un auténtico revuelo entre los cazadores de los alrededores de Cervera del Río Alhama. «Ha venido media comarca e infinidad de amigos a verlo a casa», relata el cazador en declaraciones a Jara y Sedal. Además, Ángel nos cuenta que el animal estaba afectado por una enfermedad parasitaria ocasionada por las larvas de una mosca conocida como la «moscarda del corzo».

Era el primer año que Marín cogía dos precintos en este coto social burgalés por lo que, tal y como nos ha contado, no tenía controlado a este animal: «Subí un día antes del confinamiento a pasear por la zona y nada más», asegura.

Un buen rato hasta que consiguieron valorarlo

corzo
Más imágenes del peculiar corzo./ A.M.

Cuando el pasado 3 de julio llegó al lugar y vieron al corzo dice que les costó valorarlo «un montón». «Le veíamos algo gordo y oscuro encima de la cabeza, pero no podíamos observarlo bien. Estuvimos veinte minutos tratando de observarlo bien y al final, como tenía dos precintos, decidí disparar, ya que a mí me gustan los corzos raros», relata el cazador.

Según ha detallado a este medio, Marín acudió al nuevo coto junto a un amigo y empezaron a cazar sobre las ocho de la tarde. Poco después localizaron al majestuoso animal «en unos robledales grandes con muchos prados», explica. «Lo miramos pero la primera vez no sabíamos si tenía tres cuernas o qué», asegura. «Lo metí en el visor y con 12 aumentos intenté ver bien cómo era, pero el animal se tapaba mucho y no se dejaba ver». «Poco después le hicimos una entrada y ya fue cuando decidimos disparar porque su trofeo se veía muy gordo», añade.

Un certero disparo

corzo
Otras imágenes del corzo./ A.M.

Tras el primer disparo, los cazadores pensaron que el animal se había ido, puesto que el corzo dio una arrancada fuerte para meterse en una zona de robles, pero al ir a cobrarlo se percataron de que estaba ahí. «Mi compañero bajó y había un rastro de sangre importante, había corrido unos 15 o 20 metros. Llevaba un disparo muy bien colocado en la zona de la paletilla y fue fulminante», dice tras el lance que realizó a unos 100 metros con su rifle Sako en calibre .300 Winchester Magnum y munición RWS.

Del animal destaca el cazador su tremendo trofeo y se despide diciendo: «Es tremendo, no he visto nada igual en la zona nunca. Tanto ha impactado, que ha venido ya media comarca a verlo».

Jara y Sedal y Excopesa premiarán la mejor historia de caza con unos prismáticos Minox

Jara y Sedal y Excopesa premiarán la mejor historia de caza con unos prismáticos Minox

¿Has cazado algún animal destacable, curioso o piensas que el lance fue único? Pues Jara y Sedal puede premiar tu historia gracias al concurso que acaba de lanzar junto a ExcopesaSi tu historia es elegida, puede que ganes unos magníficos prismáticos Minox X-Lite 8×42.

Para optar a ellos solo tienes que enviarnos un email a info@revistajaraysedal.es, o un mensaje privado a cualquiera de nuestras redes sociales contándonos tu mejor historia de caza mayor, adjuntar las fotos de ese día y tu número de teléfono, además de seguir en Instagram el perfil de Jara y Sedal (@jaraysedal.esy el de Excopesa (@Excopesa). No tiene por qué ser el relato de un trofeo medallable, aunque se valorarán aquellos extraordinarios, curiosos o llamativos a los que les acompañe una buena historia. En este enlace te contamos cómo puedes participar.

Deja una respuesta