fbpx

Castilla-La Mancha estudia compensar económicamente la reducción de ingresos de las sociedades de caza

Responde así a la solicitud de la Federación de Caza, que alertaba de la complicada situación de las sociedades de cazadores.

Cazador cazando perdices salvajes en solitario. @ Ángel Vidal

La Consejería de Desarrollo Sostenible se ha comprometido a estudiar medidas «con el objetivo de compensar la reducción en los ingresos de las sociedades de cazadores provocada por las restricciones debidas a la emergencia sanitaria».

De esta forma responde la Consejería a la solicitud presentada por la Federación de Caza de Castilla-La Mancha. En concreto, el presidente de la Federación, Agustín Rabadán, remitió un escrito al titular de la Consejería para trasladarle la complicada situación de las sociedades consecuencia de las restricciones de movilidad.

En ese escrito recuerda la Federación que «en las sociedades de cazadores de nuestros pueblos la caza la practican sus asociados, y por motivos fundamentalmente laborales, en muchos casos estos socios residen fuera de la localidad de origen, con lo cual no han podido desplazarse para la práctica de esta actividad».

Cuotas de cotos sociales sin ingresar

Esto ha provocado que muchas de las sociedades se hayan visto obligadas a devolver a sus miembros no residentes la cuota social que en su día se estableció para la práctica de la caza. Esto ha supuesto un grave perjuicio económico para unas sociedades «de carácter modesto y con recursos muy limitados». A esto se suma que las entidades tienen que seguir afrontando sus gastos ordinarios, que no se han reducido.

Por todo ello, la Federación de Caza de Castilla-La Mancha ha solicitado formalmente a la administración «que se arbitren medidas compensatorias para ayudar a paliar estas situaciones». Estas medidas podrían materializarse en la eliminación o reducción de un porcentaje notable en el pago de tasas de matrícula de coto de caza. Esta bonificación se sumaría a las ya existentes para algunos tipos de sociedades y debería materializarse en la temporada 2022.

La Federación confía en que la Administración sea sensible ante la situación de las sociedades locales de cazadores, presentes en casi todos los municipios de la región y con un esencial papel vertebrador en las zonas rurales.

Por otra parte, la Federación lamenta que dentro de esa línea de posibles ayudas a las sociedades locales no se hayan considerado ninguna de las propuestas planteadas respecto de los pliegos de licitación de los Montes de Utilidad Pública a las que habitualmente vienen concurriendo las sociedades de cazadores locales.

El objetivo es el de intentar ayudar a estas sociedades locales, que son las que aúnan a los cazadores modestos y con recursos limitados de los municipios donde se ubican los citados montes. Hay que tener en cuenta que estas sociedades ayudan a fijar población, al tiempo que se implican en el mantenimiento y gestión de los hábitats.