fbpx

Se casa y su perro de caza aparece con los anillos en el altar: así fue la sorpresa a este novio cazador

Su entonces novia, sus padres, sus suegros, su hija y su mejor compañero de caza le dieron una de las sorpresas de su vida a Pablo Ferreiro: le llevaron a su perro 'Bruno' al altar minutos antes de casarse con su ya esposa.

Javier Fernandez-Caballero

La historia que narramos a continuación es una de las más simpáticas que han llegado hasta la redacción Jara y Sedal. Está protagonizada por el cazador Pablo Ferreiro y su ya esposa, Vanessa Suárez. Se trata de un matrimonio de La Coruña en cuya boda –hace dos años– hubo un tercer y especial invitado: Bruno, un perro grifón astur-cántabro que ahora tiene diez años y que ha sido el compañero de jornadas cinegéticas (y de vida) de Pablo en esta última década.

La mujer de Pablo habló con el sacerdote de la parroquia de Coristanco (La Coruña) donde se iban a casar y accedió a que el can portase los anillos de boda hasta el altar por todo lo que éste significaba para el cazador. «Era mi primer perro, con el que aprendí a cazar, y te puedes imaginar los lagrimones que se me caían al ver acercarse a mi mujer, a mi hija, a mi suegro y a Bruno, mi perro. Fue uno de los momentos de mi vida», confiesa Ferreiro a este medio.

«Mi entonces novia, con mi mejor compañero de caza, me prepararon la sorpresa. Llevaron el perro a la peluquería, le pusieron pajarita… y yo sin saber nada. Durante los preparativos, yo creía que los anillos los llevaba mi hija, pero no. Era algo que sólo sabían seis personas: mi novia, mi compañero de caza, mis padres y mis suegros», explica Ferreiro.

Así se lo tomó el sacerdote

El sacerdote, con el perro en la boda. @ P. B.

El sacerdote «se lo tomó bien, era bastante enrollado. Sale incluso desatando los anillos y riéndose en la fotografía. Mi cara era un poema al lado de los invitados…», narra en tono jocoso dos años después el propio cazador, que no olvidará nunca ese momento tan importante en su vida en el que ‘Bruno’ estuvo presente.

Un grifón que «sigue dando guerra»

Más momentos de la boda. @ P. B.

Este grifón astur-cántabro «sigue dando guerra» cada fin de semana durante las batidas de jabalí a las que acude Pablo. «Mientras pueda y aguante, lo llevaré a cazar, ya que es el perro de traílla: con él busco los jabalíes y luego soltamos el resto para que vayan tras él», describe.

Otra pareja de novios lleva su pasión por la caza al altar: así es su original álbum de bodas

Una pareja de novios lleva su pasión por la caza al altar: así es su original álbum de bodas
Los novios en las fotografías post boda. © N.B.

Los siguientes novios demostraron su gran amor por el mundo cinegético en el día de su boda ya que en las fotografías que se hicieron tras la ceremonia incluyeron complementos relacionados con la caza. Se llaman Nerea Delgado Sánchez y Diego Muñoz García y han narrado a Jara y Sedal cómo fue aquel magnífico día que, aunque se celebró el pasado 19 de mayo de 2018, se ha convertido en viral ahora que han decidido compartir las imágenes a través de las redes sociales. Te lo contamos en este enlace.