fbpx

Por primera vez, Cantabria prohíbe a los cazadores fotografiarse con las piezas abatidas

Javier Fernandez-Caballero

El Gobierno cántabro prohibe tomar imágenes, fotografías o grabaciones de animales cazados en la Reserva del Saja, tanto en el interior de los núcleos de población como en el exterior de establecimientos públicos y su posterior distribución o difusión por cualquier medio.

5/3/2020 | Redacción JyS

cazadores
Los cazadores no podrán fotografiarse con en poblaciones o exterior de establecimientos públicos con sus capturas. /Israel Hernández

La junta consultiva de la Reserva Regional de Caza Saja, presidida por el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente de Cantabria, Guillermo Blanco, ha aprobado el borrador del plan anual para la temporada cinegética 2020-2021 en dicho espacio natural.

Una de las novedades que incluye es la prohibición de exhibir en lugares públicos los ejemplares abatidos o de sus restos, tanto en el interior de los núcleos de población como en el exterior de establecimientos públicos, además de tomar imágenes, fotografías o grabaciones de los mismos en estos lugares y su posterior distribución o difusión por cualquier medio. Se trata de una prohibición totalmente novedosa y no exenta de polémica. En concreto, el controvertido punto es el siguiente:

«7. Se prohíbe la exhibición pública de los ejemplares abatidos o de sus restos tanto en el interior de núcleos de población como en el exterior de establecimientos públicos, así como la toma de imágenes, fotografías o grabaciones de los mismos en estos lugares y su distribución y/o difusión por cualquier medio. Esta prohibición sólo podrá quedar sin efecto, previa autorización expresa de la Dirección General de Biodiversidad, Medio Ambiente y Cambio Climático».

Más medidas de este Plan de Caza

El nuevo plan, además, amplía la posibilidad de recuperación de las cacerías de liebre suspendidas por condiciones meteorológicas adversas al martes o miércoles siguiente, así como la caza de esta especie en septiembre y octubre por demanda de los cazadores.

Otras novedades que presenta la nueva temporada es que se establece que las solicitudes de adiestramiento de perros deberán realizarse de forma presencial o la posibilidad de abatir venados en las batidas.

En la reunión también han estado presentes el director general de Biodiversidad, Cambio Climático y Biodiversidad, Antonio Lucio, y el subdirector de Medio Natural, Ángel Serdio.

Deja una respuesta