fbpx

Buscan a dos pescadores desaparecidos desde el viernes en el embalse de Mequinenza

Javier Fernandez-Caballero

Tras una colisión con otra embarcación, la barca de dos pescadores alemanes giró rápidamente sobre sí misma y se hundió en las aguas del embalse. Los hombres quedaron inconscientes tras el choque y desaparecieron. Especialistas de la Guardia Civil y bomberos continúan trabajando en su búsqueda. 
3/6/2019 | Redacción JyS 

Mequinenza
Estado en el que quedó una de las barcas tras el choque. / Diputación De Zaragoza

Especialistas del Grupo de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS) y bomberos de la Diputación de Zaragoza han reanudado este domingo la búsqueda de dos pescadores alemanes cuya barca volcó la tarde del pasado viernes en el embalse de Mequinenza (Zaragoza).
Por segundo día consecutivo, las labores de los buceadores se centran en la zona donde la barca de los dos pescadores chocó contra otra de mayor potencia, ocupada por tres personas de nacionalidades eslovaca y checa, una de las cuales resultó herida leve.
Al parecer, la barca de los dos pescadores alemanes giró rápidamente sobre sí misma en varias ocasiones y finalmente se hundió en las aguas del embalse. Los especialistas del GEAS se hicieron cargo de las labores de búsqueda de las dos personas desaparecidas, J.E.H, de 55 años, y C.J.W.B., de 54, que, al parecer, no llevaban chalecos salvavidas.

Primeras hipótesis sobre la colisión

La embarcación siniestrada chocó frontalmente con otra, a unos 600 metros del Club Naútico de Caspe. Esta circunstancia ha causado extrañeza entre los expertos en navegación de la zona, pues consideran que hay espacio suficiente para maniobrar. Nunca hasta ahora se había producido un accidente de estas características.
Tal y como apunta El Mundo, las primeras hipótesis apuntan a que ambas embarcaciones estaban en marcha en el momento del accidente y que la colisión frontal (proa contra proa) se produjo a gran velocidad. Las circunstancias del accidente todavía no están claras y se investigan.
Además, se conoce que los desaparecidos no llevaban chalecos salvavidas y que perdieron el conocimiento tras el choque.