fbpx

Un agricultor busca a cinco cazadores que quieran cazar conejos gratis en sus tierras hasta junio

Hasta cinco permisos de caza gratis ofrecen en un acotado catalán debido a la grave sobrepoblación que sufren. Los interesados podrán ir todos los días de la semana hasta junio.

Conejo corriendo
Conejo corriendo. ©JDG

Un coto de caza de la provincia de Lérida busca a cinco cazadores para luchar contra la sobrepoblación de conejos que sufre en los últimos meses. El agricultor Alberto Ariza, que se ha puesto hoy en contacto con la redacción de Jara y Sedal, explica que ofrecen cinco plazas gratuitas y nominales para abatir esta especie en varias fincas de la localidad de Seros, en esta provincia catalana.

El coto es el L-10189 Seros – Vall la Mora y, durante el descaste solo se permitirá usar rifle de calibre 17 HMR, un calibre pequeño y permitido para este hecho en la región: «Se trata de un lugar que sufre desde hace tiempo sobrepoblación de conejos y, después de pedir los pertinentes permisos, hemos decidido buscar cazadores que abatan esta especie», comienza explicando el agricultor en declaraciones a este medio de comunicación.

«Yo soy propietario de muchas fincas, pero no del coto, y han sido ellos los que me han facilitado cinco licencias gratis para que puedan venir a cazar cinco personas con el citado calibre de rifle», expone Ariza. «Solo pedimos que tengan todas las licencias en regla; además, pueden acudir todos los días de la semana», detalla. También se practica la caza con hurón en otras épocas, aunque ahora, y hasta el mes de junio, la autorizada es con rifle.

¿Cómo contactar con el agricultor?

El conejo daña -en este lugar de Cataluña en el que hay agricultura de secano- tanto árboles como siembras, por lo que provoca un grave trastorno a los payeses del lugar. Los interesados pueden contactar con Alberto Ariza en el número de teléfono 616625583.

Esta noticia recuerda -con la diferencia de que en este caso los cazadores realizarán su trabajo de forma altruista- a la oferta que la empresa Tragsa publicó el pasado mes de noviembre, para cubrir tres puestos de trabajo con el fin de realizar un control poblacional de conejos en el Parque Nacional del Teide, en Canarias. Llamó la atención de este caso que, antes de que se prohibiese por parte del Gobierno la caza en Parques Nacionales, esta labor ya se llevaba a cabo de forma gratuita los aficionados a la actividad cinegética.