fbpx

Presentada la Orden de Vedas de Castilla-La Mancha con nuevas restricciones para la caza

Edu Pompa

De aprobarse el borrador de la orden de vedas para la temporada 2020/2021 de Castilla-La Mancha que acaba de publicarse, la tórtola solo podría cazarse durante cuatro días de la media veda y con limitaciones en cuanto a lugares y horarios, se prohibiría la caza del ansar común y se reducirían los cupos de otras varias acuáticas.

tórtola
Tórtola europea. / Shutterstock

El boletín oficial de Castilla-La Mancha recoge hoy el borrador de la orden de vedas para la temporada de caza 2020/2021 en la región. En él se muestran algunas novedades como la prohibición de la caza del ansar común o la limitación de la de la tórtola, además de otros aspectos que desgranamos a continuación.

Según recoge el abogado especialista en caza Jaime Valladolid en su página web, la tórtola únicamente podrá cazarse los sábados y domingos (dos días por semana), y en ningún caso los jueves. Teniendo en cuenta que el periodo hábil se reduciría del 29 de agosto al 6 de septiembre, solo se podría cazar esta especie durante cuatro días: sábado 29 de agosto, domingo 30 de agosto, sábado 5 de septiembre y domingo 6 de septiembre. Además, se limita el horario de caza hasta las 12:00 horas del mediodía (aunque podría solicitarse a la Administración un cambio por horario de tarde a partir de las 17.00 horas). El cupo sigue estableciéndose en 5 ejemplares por cazador y día y se prohíbe su caza una distancia inferior a 200 metros de aguaderos y comederos y a una distancia inferior a 200 metros en el entorno de cultivos de girasol.

En cuanto a otras acuáticas, llama la atención la propuesta de prohibición de la caza del ansar común y la reducción considerable el periodo hábil y los cupos de la cerceta común, la focha común, el ánade friso y el pato cuchara.

Novedades en cuanto a la caza mayor

En cuanto a la caza mayor el borrador de la nueva orden de vedas incluye la obligatoriedad de desplazar las piezas abatidas desde su lugar de abatimiento con el precinto ya colocado y con la fecha de captura marcada, a excepción del jabalí.

De este último se aumenta el periodo de caza un mes (desde mayo hasta principios del mes de octubre), mediante la modalidad de esperas o aguardos.

Medias de vigilancia y señalización

Al objeto de vigilar el estado actual de determinadas poblaciones, el borrador establece la obligación de comunicar determinados resultados de capturas antes de la finalización de la temporada. Concretamente, después de la media veda y tras la celebración de ganchos, monterías y batidas.

Según recoge Valladolid, también se añade la forma de llevar a cabo la señalización de las acciones colectivas de cacerías en caminos y vías de uso público.

Puedes descargar el borrador con toda la información al completo en el siguiente enlace. Por el momento se encuentra sometido a trámite de información pública desde hoy, 20 de mayo de 2020, y durante los siguientes 20 días naturales, por lo que durante este periodo se pueden presentar alegaciones o sugerencias.