fbpx

Piden ayuda para encontrar a la perra del cazador que murió en un accidente este sábado

Jóvenes Cazadores Extremeños ha hecho un llamamiento a través de las redes sociales solicitando ayuda para recuperar a la perra de caza del joven: «Para su familia supondría mucho poder encontrarla y recuperar parte de Julián con ella».

Javier Fernandez-Caballero

El pasado sábado, 13 de diciembre, un joven cazador de 19 años perdía la vida tras un fatal accidente de caza en la provincia de Badajoz, en concreto en un paraje cercano a la localidad pacense de Valdehornillos, de donde era natural. El suceso ha provocado gran consternación en esta entidad local menor dependiente de Don Benito en la que se han decretado tres días de luto oficial.

Ahora, la asociación de Jóvenes Cazadores Extremeños ha hecho un llamamiento a través de las redes sociales solicitando ayuda para recuperar a la perra de caza del joven: «Necesitamos la ayuda de todos. Si alguien la encuentra debe ponerse en contacto con David Barragán en este número de teléfono 636498447», así comienza el llamamiento de JOCAEX a través de Facebook, una publicación que ya se ha compartido en cientos de ocasiones.

La perra atiende al nombre de Reina y estaría en la zona de Valdehornillos – Santa Amalia, en la provincia de Badajoz. «Es la perra de nuestro amigo Julián, que en paz descanse. Tras lo sucedido, se desorientó buscando a su dueño y está perdida desde la noche del pasado sábado. Para los amantes de la caza, siempre es dolorosa la pérdida de un perro, pero en este caso mucho más por las trágicas circunstancias y porque era su fiel compañera», prosigue el comunicado.

«Para su familia supondría mucho poder encontrarla y recuperar parte de Julián con ella», añade éste.

Un cazador encuentra su perra diez años después de que se la robaran

Un cazador encuentra su perra diez años después de que se la robaran
La perra de caza, tras ser recuperada por el cazador.

Lo que le ha ocurrido a un cazador madrileño este sábado, 12 de diciembre, es de los hechos más rocambolescos de los que nos hemos hecho eco en Jara y Sedal en los últimos años: ha recibido la llamada de un veterinario alertándole de que habían encontrado la perra que le había sido robada. Esto no se saldría de lo común –por desgracia– si no fuese porque la podenca andaluza le fue sustraída a J.I. (que prefiere mantenerse en el anonimato)… ¡hace diez años! Así nos lo contó el pasado sábado.